Las Cruzadas, sus crimenes y su influencia en el radicalismo islámico

Mapa Cruzadas

1000 palabras que deberíamos saber sobre las Cruzadas

¿Por qué comienzan las Cruzadas? Las principales razones son: por “mesianismo” y por razones políticas. En el año 1000, se cumplía el primer milenio de la Crucifixión, pero el esperado mesías no regresó. El Papa intenta enrolar a los reyes para demostrar su poder. El Papa Urbano II explicaba que el peregrinaje a Jerusalén curaba todo y era una vía para llegar al paraíso. Durante el Siglo XI los militares en Europa estaban inactivos y el Papa Urbano II temía peleas entre ellos, les decía: “Hagan algo por el mundo cristiano”. Hay rumores sobre la destrucción del Santo Sepulcro ocurrida en 1009 (había sido reconstruido por Constatino Monomacos 1048), también hablaban sobre terribles masacres que hacían los Selyúcidas. El Papa Urbano II citó un Sínodo de Arzobispos en Clermont, Francia, en el año 1095. Lo ocurrido era que los cristianos bizantinos habían sido derrotados por los Selyúcidas en la batalla de Manzerik, en 1071,  y les habían pedido ayuda-socorro a sus pares en el mundo occidental. Ellos, cristianos latinos y orientales, se habían separado desde 1054. ¡Europa reacciona 20 años más tarde! Al terminar su alocución, el Papa Urbano II cita el Evangelio: “renuncia a ti mismo, toma tu cruz, y sígueme” (Mateo 16:24). El más destacado incitador fue el Monje Pedro Ermitaño. La Primera Cruzada se divide en una parte inicial, “de granjeros”, que no sirvió y una segunda parte, en donde llegan los Príncipes. Avanzan desde Constantinopla hacia Siria, conquistan y  crean el Principado de Antioquía. Desde Antioquía se dirigieron hacia Jerusalén, conquistándola el 15/7/1099. En la conquista, los cruzados realizaron una terrible matanza, que no respetó a judíos ni a musulmanes, mujeres o niños. Los Cruzados crearon el reino de Jerusalén, el principado de Antioquía, los condados de Edesa (actual Urfa, en Turquía) y Trípoli (en el actual Líbano). Cuando en 1144, Imad Adin Zengui se expande para conquistar Edesa, el primer bastión cruzado, los cristianos no lo pueden creer. El Papa comienza a hacer propaganda para recuperar Edesa, iniciando las Segundas Cruzadas, lideradas por una fuerza alemana dirigida por Conrado II y otro grupo por el rey de Francia Luis VII. Los cruzados fracasan en tomar Edesa y no logran tomar Damasco. La batalla de Karnei Jittin (Cuernos Jittin) en julio de 1187 marca el fin del primer reino cruzado en Tierra Santa. Saladino (Ayubita) derrota a los cruzados, quienes cometen el terrible error de salir a la guerra en pleno verano israelí. En vez de quedarse en Tzipori donde tenían agua, avanzan hacia Tiberias y en Karnei Jittin (noche de Lailat El-Kader) son rodeados e incendiados vivos. El rey Guy de Lausignan es atrapado y perdonado por Saladino. A Renauld de Chatillón le cortan la cabeza por haber atacado a peregrinos hacia la Meca. Templarios y Hospitalarios son ejecutados al ser los más fanáticos y los otros son vendidos como esclavos. Saladino conquista Jerusalén. Cuando los europeos escuchan que Jerusalén cayó en manos de Saladino organizan la Tercera Cruzada, liderada principalmente por Ricardo Corazón de León quien logra reimplantar un estrecho y costero Reino de Jerusalén (Cruzado). Pueden ir a Jerusalén sin armas pero deben pagar impuestos a la entrada al Santo Sepulcro. La capital es Acco. Desde la Cuarta a la Novena Cruzada, los cristianos intentan recuperar Tierra Santa pero se topan con la presencia cada vez más contundente de los soldados Mamelucos, quienes tomarán el poder en Egipto y terminarán conquistando Acco y la última fortaleza cruzada en Atlit en 1291. En la actualidad, musulmanes radicales suelen decir que “toda la violencia fue iniciada por los Cruzados”. De hecho, a los cristianos los califican como “Cruzados”. ¿Las Cruzadas constituyeron un ataque europeo sin previa provocación musulmana? No. La conquista de Jerusalén en el año 638 marcó el comienzo de Siglos de agresión musulmana anterior. Como reacción a las persecuciones musulmanas contra los cristianos, los bizantinos pasaron a una posición ofensiva en donde intentaban reconquistar territorios perdidos. De acuerdo a Robert Spencer (Guía Políticamente Incorrecta del Islam): “Las Cruzadas no constituyeron actos de agresión inmotivada por parte de Europa contra el mundo islámico, sino que fueron una respuesta tardía a Siglos de agresiones musulmanas, fuertemente incrementadas durante el Siglo XI. Fueron guerras de reconquista de las tierras cristianas y de defensa de los cristianos y no de imperialismo religioso. Las Cruzadas no se convocaron para convertir por la fuerza a los musulmanes ni a otros pueblos al cristianismo”. Muchos repiten que las Cruzadas fueron un ejemplo temprano del imperialismo depredador de Occidente. Uno de los argumentos más escuchados, y “políticamente correctos”, es que las Cruzadas fueron realizadas por occidentales ávidos de dinero. Por “motivaciones económicas”. Desde luego, no todas las motivaciones de los cruzados eran puras. En más de una ocasión, muchos de ellos claudicaron de los elevados ideales de los peregrinos cristianos. Pero el “dogma” que las Cruzadas constituyeron acciones no provocadas e imperialistas contra una población musulmana pacífica es, sin más, históricamente inexacto. Otro de los argumentos más escuchados es que las Cruzadas se hicieron para convertir por la fuerza a los musulmanes al cristianismo. Los cristianos europeos no hicieron ningún intento de convertir a los musulmanes al cristianismo hasta más de cien años después de la Primera Cruzada (en el Siglo XIII), cuando los franciscanos comenzaron su labor misionera entre los musulmanes en las tierras dominadas por los cruzados. Este esfuerzo resultó totalmente infructuoso. La crueldad cruzada se notó especialmente en la conquista de Jerusalén en 1099, aunque las cifras de muertos han sido exageradas y multiplicada. Por aquellos años, la crueldad de los cruzados no era muy diferente a la que demostraron los musulmanes cuando conquistaron bastiones cristianos. Un pueblo que no agredió a los Cruzados y que sufrió su crueldad fueron los judíos. Camino a Tierra Santa, los fieles a la cruz diezmaron, violaron y asesinaron comunidades enteras. Al conquistar Jerusalén, encerraron a judíos en una sinagoga y los incendiaron vivos. Sin embargo, los judíos actualmente NO promueven una venganza contra los cristianos cruzados como lo hacen los yihadistas.

Ordenes Cruzadas