¿De qué forma se manifiesta el antisemitismo en la actualidad?

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    El antisionismo comparte las características de la judeofobia. Ha transformado a Israel en “el judío” de las naciones. Uno de los muchos ejemplos de su obsesividad, fue el congreso sobre “Derechos humanos en el Tercer Mundo”, que tuvo lugar en Harvard en 1979. En momentos en que había masacres en África, dictaduras en Latinoamérica o la Uganda de Idi Amin, el temario del congreso se redujo exclusivamente al “terrorismo y genocidio de la así llamada Nación de Israel”. Curiosamente, sólo los palestinos despiertan la solidaridad internacional, sin que se tenga en cuenta siquiera los métodos (muchas veces terroristas) que emplean.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Corrector”

    Aún, cuando desde un punto de vista estrictamente teórico, se podría ser antisionista y no judeofóbico, el antisionismo propone acciones que llevarían, directamente, a la muerte a millones de judíos. Por ello, en el mundo, las dos expresiones de odio están íntimamente entrelazadas, como muchas veces revelan sus múltiples voceros (autodefinidos antisionistas). La autodefinición de antisionistas es socialmente más aceptable para los judeófobos de hoy, después que la judeofobia quedara tan descubierta en la Segunda Guerra. Martin Luther King resumió bien la distorsión cuando declaró: “Critican a los sionistas pero se refieren a los judíos. Se trata de antisemitismo”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    El antisionismo es la forma más persistente de la judeofobia contemporánea. ¿Se puede ser antisionista sin ser judeófobo? El antisionismo descalifica los sentimientos y aspiraciones nacionales de los judíos (y sólo de los judíos) y considera a Israel (y sólo a Israel) un Estado ilegítimo. Es sospechoso. No estamos hablando aquí de la crítica a las políticas de Israel. Estas críticas no implican antisionismo ni su componente judeofóbico. Los desacuerdos políticos con algún gobierno de Israel son legítimos. El vilipendio intransigente contra el Estado judío, formulado desde la convicción que éste no tiene derecho a la existencia, es judeofobia-antisemitismo puro.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Podemos notar una diferencia con el modelo francés de la judeofobia (social y económica). Mientras en Alemania, Austria y Hungría, el uso político de la judeofobia fue una reacción inmediata al otorgamiento de Emancipación a los judíos, Francia, por el contrario, ya había vivido ochenta años de Emancipación cuando fue plagada por formas organizadas de judeofobia. El profundo antisemitismo ruso desarrolló toda una concepcion conspiracional en donde el falso documento “Protocolos de los Sabios de Sión” jugó un papel fundamental en la concepción moderna mundial de la judeofobia. En Argentina, por ejemplo, a los Protocolos lo llaman el Plan Andinia.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    Desde la rebelión en Berkeley (1964) hasta después del mayo francés (1968), que llevó a la caída de De Gaulle, se forma la Nueva Izquierda, dotada de un antisionismo virulento y obsesivo. Sus mentores no asumieron esa postura (se destacaban Marcuse y Sartre, y este último protestó contra el prejuicio que “Israel es imperialista con sus kibutzim, y los árabes son socialistas con sus Estados feudales”) pero esa fue la norma entre los jóvenes. Desde el seno de la Nueva Izquierda surgieron grupos terroristas como el liderado por los alemanes Ulrike Meinhof y Dieter Kunzelmann (que participaron en Entebbe 1976).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    Desde la rebelión en Berkeley (1964) hasta después del mayo francés de 1968, que llevó a la caída de De Gaulle, se forma la Nueva Izquierda, con una notable desproporción en el liderazgo de los judíos (que a veces llegaba hasta más de la mitad, -recuérdese a Daniel Cohn-Bendit, en Francia- y, a pesar de ello, un antisionismo virulento y obsesivo. La Nueva Izquierda presentó a los árabes como el Tercer Mundo oprimido por Israel, y a éste como “representante de la tecnología occidental y un lacayo del imperialismo”. Si querían ser populares, nada mejor que recurrir al antisemitismo europeo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los argumentos de la judeofobia rusa actual, son que “los judíos” mataron al zar e instigaron la revolución de 1917 y el terror subsecuente. Su ya conocido método es resaltar hasta el absurdo la presencia judía (por ejemplo, de Kaganovich) en el Politburó comunista. Otros mitos judeofóbicos de Rusia actual son que “los judíos” (y no el biólogo ruso no judío Lysenko) destruyeron la biología en Rusia. Fueron “los judíos” (la referencia es al arquitecto Ginsburg) quienes demolieron los monumentos históricos de Moscú en la década de 1930. La judeofobia estaba arraigada en la Rusia comunista y en la moderna.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Corrector”

    A partir de la Guerra de los Seis Días (1967) los medios de prensa soviéticos constantemente se refirieron al Estado judío como un Estado nazi. Uno de los promotores del veneno, Iury Ivanov, escribió, en 1969 ¡Cuidado, sionismo!, libro que fue bienvenido por la prensa soviética como “el primer trabajo científico y fundamental sobre este tema”. A fin de persistir en esta propaganda, en 1983, se fundó en Moscú el Comité Antisionista, que en apenas un lustro sacó a la luz 48.000 publicaciones antisionistas. La judeofobia estaba tan arraigada en Rusia, que facilmente disimuló su naturaleza presentándose como simple “antisionismo”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    Las expresiones del antisionismo son variadas. Como las caricaturas árabes que presentan al israelí como el estereotipo del judío repelente que aspira a dominar el mundo (publicadas en El País de España). Uno de los  más lamentables foros antisemitas han sido las Naciones Unidas. A veces, las declaraciones de la ONU no están exentas de la aureola del mito medieval, como cuando el 23/8/1983 se acusó a Israel de envenenar a escolares secundarios árabes. Las agencias internacionales de noticias son otro marco proverbial para reescribir la historia del sionismo, presentándolo como un movimiento imperialista nacido para explotar a los palestinos.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Corrector”

    En “Mi patria. Palestina: el sionismo, enemigo del pueblo” (Alemania, 1975) Ahmed Hussein sostiene que el promotor de la judeofobia es el sionismo, colocando a la víctima como victimario. “La mejor propaganda para el Estado de Israel es el judío muerto”, explica sin rodeos Hussein, y agrega: “después de estudiar profundamente el tema, y basado en eruditos, he llegado a la conclusión que durante la Segunda Guerra Mundial ni un solo judío fue muerto por ser judío… Sólo la mentira de los seis millones posibilitó la presión sionista para establecer el Estado de Israel y su financiamiento con capital alemán”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    Junto al antisionismo, la otra manifestación de la judeofobia contemporánea es la Negación del Holocausto. Es un intento por reescribir la historia y por ello se presentan juntos. Porque, si no se justifica el Estado judío (como arguye el antisionismo) debe ser porque el sufrimiento judío es una maliciosa fantasía (como plantea el negocionista). Una variante aun, más cruel del mismo argumento, es que los sionistas se asociaron con los nazis para exterminar judíos. La expuso Lenni Brenner y llegó al escándalo, en 1987, cuando el Royal Court Theatre anuló la obra “Perdition” de Jim Allen, que sostenía esa calumnia.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los comienzos de la Negación del Holocausto nos llevan a los días del Holocausto mismo, durante el cual por lo menos dos cabecillas nazis, Martin Bormann y Heinrich Himmler, prohibieron toda mención pública de la “Solución Final”. El objetivo, por entonces, se limitaba a preservar la inconsciencia judía acerca de la dimensión del ataque, a fin de asesinarlos sin mayor resistencia. Tras la Segunda Guerra Mundial, fueron trotskistas y anarquistas franceses quienes curiosamente iniciaron el negacionismo del Holocausto al descalificar la evidencia del genocidio como “propaganda stalinista”. Su primer libro fue Desenmascarando el mito del Holocausto de Paul Rassinier (1964).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los cuatro niveles de la Negación del Holocausto, en orden de la sofisticación de sus argumentos son: 1) el Holocausto nunca ocurrió; 2) las cifras fueron abultadas; 3) no hubo ningún plan sistemático de exterminio; 4) en cada guerra hay Holocaustos, y los judíos vociferan sólo el suyo como si fueran los monopolizadores del dolor. La Negación es un fraude peligroso, porque al blanquear los crímenes del nazismo hace posible su reedición, y disemina el odio bajo la excusa de “libertad de expresión” mientras transgrede doblemente la ley: por apología del delito y por incitación a la violencia. Así es…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En 1979 los negadores del Holocausto organizaron un prolífico Instituto para la Revisión Histórica (IHR) en Torrance, California, que mantiene convenciones anuales y publica el trimestral Journal of Historic Review, enviado sin cargo a doce mil historiadores norteamericanos. Su mentor, Willis Carto, de vieja militancia nazi, fundó el Liberty Lobby (la propaganda judeofóbica más grande de los EE.UU.). El IHR es pseudoacadémico, aunque convoca a profesores, todos ellos carecen de títulos en historia (Rassinier estudió geografía, Butz ingeniería electrónica, Faurisson literatura, etc.). Los Negadores han expandido otra versión de la mitología judeofóbica, presentando a los judíos como “inventores de Holocaustos”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Corrector”

    Una versión Argentina de “los Protocolos de los Sabios de Sión” aparece cuando, en 1971, un profesor de economía de la Universidad de Buenos Aires, Walter Beveraggi Allende, difundió la patraña del Plan Andinia, supuesto complot para desmembrar la Patagonia de la Argentina y crear allí otro Estado judío. Su denuncia fue llevada a la Confederación del Trabajo y a diversos medios periodísticos. Cuatro años después, Beveraggi publicó “La inflación argentina”, en cuya tapa la Argentina aparecía crucificada con estrellas de David. El periodista Jacobo Timerman narró que cuando era interrogado por la dictadura le exigían detalles del Plan Andinia.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La nueva política de Nikita Kruschev (llamada destalinización) denunció las purgas y la brutalidad del dictador, pero no consideró que la judeofobia fuera uno de los vicios que debía corregirse. En 1961, siete de los ocho discursos grabados de Lenin fueron comercializados, el único excluido fue el que condenaba la judeofobia. Lo mismo ocurrió con la publicación de las obras completas de Gorki, Leskov y otros, de las que se excluyó cuidadosamente toda reprobación de la judeofobia. La judeofobia comunista siempre se autodefinió como antisionista, asegurando que los judíos no querían un país sino “dominar al mundo” (los famosos Protocolos…).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El 13/1/1953, doce médicos (nueve de ellos judíos) fueron arrestados en Moscú y acusados de complotar para envenenar a máximos líderes comunistas. El juicio resultante fue un eco de las acusaciones medievales contra los judíos, pero se interrumpió bruscamente cuando Stalin murió el 2/3/1953. Más tarde se informó que el dictador había previsto utilizar el Complot de los Médicos para expulsar a Siberia a unos dos millones de judíos. El heredero de Stalin, Nikita Kruschev, también judeófobo, atenuó la locura de su predecesor. En 1958 admitió que el proyecto de Birobidzhán había fracasado (por  culpa de los judíos, por supuesto).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La judeofobia fue un importante instrumento de la política stalinista durante la Guerra Fría, extendida más allá de las fronteras rusas. En Checoslovaquia, por ejemplo, en 1952, fueron detenidos catorce jerarcas del Partido Comunista, bajo acusación de conspirar contra el Estado. Once de ellos eran judíos, incluido el Secretario General del partido, Rudolf Slansky. El Proceso Slansky fue supervisado por agentes moscovitas, especialmente enviados a Praga. Por primera vez en la historia, un foro comunista con autoridad proclamó, abiertamente, la existencia de una conspiración judía internacional. Ocho de los acusados fueron ejecutados y los tres restantes condenados a prisión perpetua.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los “Patriotas” rusos a mediados del siglo pasado acudían a “desenmascarar” israelitas en las artes y las letras. Primero revelaban los nombres verdaderos de los judíos que usaban seudónimos, luego abultaban su influencia real, y finalmente “mostraban” cómo los judíos escondían su identidad detrás de nombres rusos para difundir desprecio por Rusia (ejemplo de este “desprecio” era que sugerían que escritores rusos habían sido influidos por poetas Cosmopolitas como Heine o Bialik). Los “Años Negros” se extendieron hasta la muerte de Stalin, durante los que fueron arrestados también los principales rabinos (Epstein, Lev, Lubanov), muchos murieron en campos de trabajo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El escritor ídish-ruso Vasili Grossman preparó un Libro Negro de los crímenes nazis contra los judíos en tierra soviética, pero el libro fue prohibido tras entrar en la imprenta. Al régimen no le bastó negar el Holocausto (por omisión) sino que llevó esa política hasta el ultraje cuando usaba las atrocidades nazis, precisamente, para incrementar la judeofobia, por medio de vincular el nazismo con el sionismo. El término Cosmopolitas (lo implantó Pravda) se aplicó peyorativamente a los intelectuales judíos, a partir de noviembre de 1948, que fue el año pico del chauvinismo ruso, en su lucha contra la influencia occidental.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El surgimiento del nazismo congeló la animosidad soviética contra los judíos. El nazismo entronizado no cesaba de fustigar a los comunistas como los “lacayos judíos”, que, por reacción, gestó una línea oficial antijudeófoba por parte del Kremlin. Entre 1934 y 1939, la URSS expresó “sentimientos fraternales para con el pueblo judío en reconocimiento a su participación en el socialismo” e incluso mencionaba el origen judío de Marx (un dato que se sustrajo de la Enciclopedia Soviética a partir de 1952). Esa calidez se apagó con la firma (1939) del pacto de no-agresión nazi-soviético que llevó a la Segunda Guerra Mundial.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La judeofobia rusa se tradujo, entre otras, en el plan Birobidzhán. El 28/3/1928 se tomó la decisión y unos días después comenzó la migración. Ese año se prohibió toda publicación en hebreo y muchos escritores judíos fueron arrestados, mientras en Birobidzhán, se establecían varias escuelas, un teatro y un periódico en ídish. Incluso, mil quinientos judíos comunistas inmigraron desde el exterior. A pesar de la propaganda, empero, salvo el año récord de 1941, los israelitas nunca llegaron a ser ni el 10% de la población general de la región. Los líderes judíos que impulsaron el plan Birobidzhán terminaron siendo ejecutados.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Corrector”

    Desde 1919, el sionismo fue definido como movimiento contrarrevolucionario. Junto con él, fueron prohibidas las cientos de escuelas judías del país. Los ejecutores de la obra de destrucción fueron principalmente las fieles Ievsektzia (secciones judías del Partido Comunista). Tras la muerte de Lenin en 1924, el judeófobo José Stalin, se transformó en dictador de Rusia por tres décadas. Para resolver el “problema judío” se propuso la solución de Birobidzhán, un área de 35.000 km2 en el lejano Este. Por medio del traslado de los judíos allí, el gobierno podía detener la expansión japonesa y, al mismo tiempo, prevenir el sionismo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    Otro rasgo, típicamente judeofóbico de la izquierda, es pasar por alto tanto el sufrimiento de los judíos (o Israel) como la existencia del odio antijudío en su época. Este “humanismo selectivo” es una característica de los judeófobos de izquierda, judíos y no-judíos por igual. En 1891 la reunión de la Segunda Internacional Socialista en Bruselas (que incluyó a muchos delegados judíos) rechazó una moción de condena a la creciente judeofobia. Cuando queramos desenmascarar tendencias judeofóbicas, debemos preguntar al sospechoso si la judeofobia realmente existe en la actualidad. Una respuesta negativa sería muy elocuente y nos mostraría con quién estamos hablando.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Como los judíos eran acusados desde los dos flancos del espectro político con argumentos contradictorios, no tenían ninguna posibilidad de salir airosos de la acusación (como cuando se les censura a un tiempo el ser avaros y ostentosos, o entrometidos y muy cerrados). Del mismo modo, la judeofobia de Karl Marx y los marxistas no disuadió a los judeófobos anticomunistas de acusar a “los judíos” de haber creado el marxismo. Por esta razón, durante la guerra civil que siguió a la revolución bolchevique, las bandas de combatientes anticomunistas, en Ucrania, asesinaron a cincuenta mil judíos inocentes que residían en Ucrania.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Refutador”

    Los judeófobos inflan la importancia de los judíos de los que disgustan, y enfatizan su judeidad aún cuando sea virtualmente inexistente. Así, para los nazis el comunismo era una ideología judía. Y dentro de la izquierda, el anarquista Mikhail Bakunin (quien consideraba a los judíos “una nación de explotadores”) llamaba a Marx “un Moisés moderno”. Por el contrario, cuando hay judíos importantes para su causa, los judeófobos se esmeran en empañar la judeidad. Así, el origen judío de Marx fue soslayado por los regímenes comunistas. En la edición de 1952, de la Enciclopedia Soviética, se omitió toda mención al respecto.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Como había sucedido con el libelo de sangre, el hecho que la patraña de los Protocolos de los Sabios de Sión fuera racionalmente desenmascarada no disminuyó el odio judeófobo. Los Protocolos siguieron difundiéndose y creyéndose como ninguna obra anterior. Aún, en 1992, salió en primera página del diario Sovetskaia Rossiia una serie de artículos de Yoann (Metropolitano Ortodoxo Ruso de San Petersburgo) que denunciaba con los Protocolos un complot judío del que Rusia era el primer blanco. En el Mundo Deportivo de Catalunya (2015), Xavier Bosch también adaptó los Protocolos para defender el acuerdo del Futbol Club Barcelona con Qatar.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La Comisión Real para estudiar la verdad sobre los Protocolos de los Sabios de Sión nunca fue erigida, gracias a un corresponsal del periódico The Times, Philip Graves, quien descubrió la novela en base a la cual se habían fraguado los Protocolos. Era una sátira contra Napoleón III escrita medio siglo antes (1865), Diálogos en el infierno, de Maurice Joly, en la que los franceses (no los judíos) acumulaban poder. De 2.560 renglones, 1.040 habían sido copiados literalmente por la Ojrana (espionaje del zar), palabra por palabra. Los Protocolos eran falsos y la conspiración judía mundial un nuevo mito judeofóbico.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En los EE.UU., el gran mentor de la patraña, llamada los Protocolos de los Sabios de Sión, fue el magnate del automóvil, Henry Ford, quien durante los años veinte difundió la mentira en su diario The Dearborn Independent. También The Spectator londinense requirió, en 1920, que se designara una Comisión Real para revisar si existía una confabulación judía internacional para destruir al cristianismo. De ser probada su existencia, “se justificará nuestra cautela para admitir judíos a la ciudadanía… Debemos arrastrar a los conspiradores a la luz, y mostrarle al mundo cuán malvada es esta plaga social”. Antisemitismo antiguo pero modernizado.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La historia completa de cómo se fraguó la mentira de los Protocolos de los Sabios de Sión fue explicada por Norman Cohn en “El mito de los Sabios de Sión (1967)”. Durante los primeros tres lustros los Protocolos tuvieron poca influencia. Luego, los rusos, motivados por un artículo publicado en el Morning Post de Londres (7/8/1917) que sugería la existencia de un gobierno judío secreto e internacional, decidieron enviar copias de los Protocolos a numerosos diarios europeos para “corroborar” la hipótesis. El éxito de la patraña no tuvo precedentes. Millones de ejemplares se vendieron en más veinte idiomas. Judeofobia pura…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La Ojrana rusa, policía secreta del zar, procuraba explicar ideológicamente sus acciones judeofóbicas por medio de un libro que actualizara la vieja tradición demonológica. El libro, supuestamente, contenía los “verdaderos” protocolos del congreso efectuado en Basilea (Suiza) un lustro antes (el Primer Congreso Sionista Mundial) que, aunque supuestamente, había fingido el objetivo de establecer un hogar nacional para los judíos, en realidad se había convocado para dominar al mundo. En dichos “Protocolos de los Sabios de Sión”, rabinos y líderes expresan, sin vueltas, su sed de sangre, maquinaciones y ansias de poder. Aún hoy, hay quienes creen en esa basura.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La judeofobia rusa moderna la vemos en decisiones como las Leyes de Mayo, decretos “temporarios” que se aplicaron a los judíos hasta la revolución de 1917, y que les prohibían residir fuera de ciertas ciudades y aldeas (cien en total) y cancelaban todo contrato de compraventa con judíos en las áreas prohibidas. Otra, el Numerus Clausus (“números cerrados”) para estudiantes judíos. En julio de 1887, el Ministerio de Educación estipuló para los establecimientos secundarios y terciarios, un tope de 10% de judíos en las ciudades de la Zona de Residencia, 5% fuera de ella, y 3% en Moscú y Petersburgo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los grupos revolucionarios rusos eran muy fuertes a finales del siglo XIX. Paralelamente, surgieron organizaciones ultraconservadoras para combatirlos, y para que se revirtiera la liberalización de Alejandro II. Entre ellas: la Liga Sagrada, la Unión del Pueblo Ruso, las Centurias Negras, la Nobleza Unificada. Su lema era “Golpea al judío y salva a Rusia”. En cuanto a los bolcheviques y anarquistas, muchos aceptaron los pogroms, en los que veían un medio para despertar al pueblo, que eventualmente se volcaría contra el régimen. Su lema revolucionario era “Golpea a la burguesía y al judío!”. Lacras judeófobas de izquierda y de derecha.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El asesinato del Zar Alejandro II (1881), fue el trampolín para una furibunda reacción judeofóbica, so pretexto que en la célula revolucionaria que asesinó al zar había una joven judía. El nuevo y precario régimen convocó a las masas culpando a “los judíos” del regicidio. Las viejas formas de la judeofobia rusa (Zona de Residencia, cantonismo, etc.) fueron reemplazadas a partir de Alejandro III por otras más temibles aún, como los pogroms (“embestida” en ruso) que eran ataques del populacho contra la población indefensa, con saqueos, incendios, violaciones y asesinatos. El primer pogrom fue en abril de 1881, en Yelizavetgrad.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Gracias a las reformas del zar Alejandro II, los judíos ingresaron en las artes, letras y las ciencias. De súbito se los percibió notorios y ubicuos en la vida política y cultural del país. Y, no a todos los gentiles los entusiasmó esta repentina participación judía en la vida de la patria. Estereotipos judíos, repulsivos, comenzaron a aparecer en las obras de Lermontov, Gogol y Pushkin. Dostoyevski fue más lejos y en La Cuestión Judía (1873) justificó la repulsa, acusando a los judíos de “explotadores, chupasangres de la población que los rodea, en especial de los pobres e ignorantes campesinos”…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La deplorable situación de los judíos de Rusia hizo que creyeran que un zar con nuevas ideas personificaría un promisorio amanecer. Alejandro II es todavía llamado el Zar Libertador en la historiografía rusa, debido a su política liberal, la Era de las Grandes Reformas. En lo que se refiere a los judíos, el cantonismo fue abolido y la Zona de Residencia mitigada. Como escribe Jaim Potock, en su Historia de los Judíos, los iluministas judíos en Rusia supusieron que comenzaba la Emancipación según el modelo occidental “y el baile comenzó”. No calcularon que el proceso liberador desataría un violento contragolpe.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Las peores víctimas de la judeofobia zarista fueron los niños. La causa principal fue un sistema de reclutamiento de judíos, promulgado en 1827, conocido como Cantonismo. La ley establecía que la edad de conscripción obligatoria sería a los 12 años, bajo el pretexto de excluir a quienes sostenían a sus familias. El objetivo lo aclaraba la propia ley, al fijar que “los menores judíos serán colocados en establecimientos de entrenamiento preparatorio para servir en el ejército del zar por veinticinco años, durante los cuales serán guiados a fin de aceptar el cristianismo”. A esos niños se los llamaban simplemente cantonistas.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Otro modelo fue la judeofobia rusa o el “paradigma conspiracional”. En la época moderna, el país con más libelos de sangre fue Rusia, donde el agravante adicional fue que, en contraste con los papas y monarcas de Occidente, los zares estimularon la calumnia. El primer caso ruso ocurrió en Senno, en 1799, cuando antes de la Pascua, cuatro judíos fueron arrestados debido al hallazgo de un cadáver. Ese año se solicitó al poeta Gabriel Derzhavin que investigara. Su opinión elevada al zar denunciaba el “parasitismo económico” y que “en estas comunidades se hallan personas que perpetran el crimen”, etc, etc.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Así resumen Prager y Telushkin la judeofobia nazi: “Casi toda ideología y nacionalidad europea había estado saturada de odio contra el judío cuando los nazis consumaron la “solución final”. En las décadas y siglos que la precedieron, elementos esenciales del pensamiento cristiano, socialista, nacionalista, iluminista y post-iluminista habían considerado intolerable la existencia de los judíos. En un análisis final, todos se hubiesen opuesto a lo que Hitler hizo, pero… sin ellos, Hitler no hubiera podido hacerlo”. La pregunta central es considerar, si acaso hoy, ese odio milenario y profundo “desapareció mágicamente” o si, efectivamente, se enfoca en los judíos israelíes…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    No fue debido al racismo que los alemanes nazis odiaban a los judíos, sino al revés: para ejercer su honda judeofobia utilizaron argumentos racistas. Primero fueron judeófobos y luego buscaron justificarse ideológicamente. No fue para adquirir poder que los nazis atacaron al “chivo expiatorio” judío, sino al revés, o como Hitler escribiera, ya derrotado, en su diario, en abril de 1945: “Por encima de todo, encargo al gobierno y al pueblo a resistir sin misericordia al envenenador de todas las naciones, el judío internacional”. Sólo restaba una “Solución Final”, que el slogan nazi explicitó claramente: Juda Verrecke! (¡Judería, pereced!). Terrible.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Siglos de odio acumulado, de origen cristiano, se descargaron contra una población indefensa atrapada en Europa. El judío ya no era el chivo emisario, ni siquiera un miembro de una raza inferior. Era el culpable de todo mal: la derrota alemana en la Gran Guerra (tal acusación era llamada “la teoría de la puñalada en la espalda”), la inflación, el crimen, todo. El judío era el destructor inherente, el envenenador de la pureza. Y era incorregible. Sólo restaba una “Solución Final”, que el slogan nazi explicitó claramente: Juda Verrecke! (¡Judería, pereced!). Al comienzo se fingió legalidad, se simuló autodefensa nacional.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Si consideramos que los postulados judeofóbicos raciales habían penetrado por doquier en Alemania, se entiende el meteórico crecimiento del nazismo, sobre todo si agregamos la simplicidad de su postura maniquea (todo es blanco negro), que seduce a las masas. De veinte mil afiliados en 1923, el Partido Nazi recibió en 1930 dos millones y medio de votos, elevando a sus representantes en el Reichstag de 12 a 107. Dos años después, ya eran 230. Cuando ascendieron al poder en 1933, el dogma judeófobo era una mitología filtrada en todos los órdenes de la vida, que sirvió para justificar el Holocausto.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Aunque hoy resulte ridiculo creerlo, en 1900, la existencia de una raza aria era tenida por la mayoría como una verdad científica, y ya había todo un enorme aparato teórico que denunciaba la “influencia judía” en el arte, las leyes, la medicina, la filosofía, literatura, etc. Un ejemplo particularmente escandaloso (aunque menor) fue la obra del campeón mundial de ajedrez Alexander Alekhine, “Ajedrez ario contra ajedrez judío” en la que se sostiene que los judíos juegan al ajedrez de un modo distinto, hiperdefensivo y oportunista. Los intelectuales creían en eso y lo explicaban de forma racional y con argumentos “científicos”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La paradoja del racismo judeófobo alemán es que en la vastísima literatura acerca del “veneno judío”, y a pesar de la enorme infraestructura montada para combatirlo, no se dio jamás una definición racial del judío. Nunca llegaron más allá de definirlo como alguien cuyos abuelos profesaron la religión judía. Así y todo, algunos fanáticos construyeron sistemas escatológicos muy elaborados en los que la lucha entre la raza aria y la semita era la contrapartida de la lucha final entre Dios y fuerzas diabólicas. Una especie de lucha entre los hijos de la luz (arios) y de la oscuridad (semitas judíos).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    A principios de la década de 1890 se propuso la doctrina de la judeofobia racial. Para su iniciador, Eugen Dühring “habrá un problema judío aún si cada judío le da la espalda a su religión y se une a una de nuestras principales iglesias… Son precisamente los judíos bautizados los que penetran más profundamente… Los judíos deben ser definidos solamente en base a la raza”. En 1899 Houston Chamberlain elaboró cabalmente la antítesis ario-semita en “Los fundamentos del siglo XIX”, que explicaba cómo desde la antigüedad todo lo bueno era apropiado para “los arios” y lo malo era claramente “semita”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En 1882 se reunió en Dresden el Primer Congreso Antijudío, azuzado por un libelo de sangre en Tisza-Eszlar. Con delegados de Alemania, Austria y Hungría, crearon la Alianza Antijudía Universal. En 1895, por primera vez en la historia, un partido llegaba al poder con una plataforma judeófoba. Fue el Partido Social Cristiano de Viena, cuyo líder, Karl Lueger, años antes recibió la visita de un joven admirador llamado Adolf Hitler. Un famoso académico, Heinrich von Treitschke acunó la máxima Die Juden sind unser Unglück! (“¡los judíos son nuestra desgracia!”) que medio siglo después se transformó en lema de los nazis.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El primero en organizar el uso de la judeofobia moderna y racial como levadura para un movimiento de masas fue Adolf Stoecker en Berlín (Alemania). Su Partido de Trabajadores Cristiano-Socialistas (1878) no atrajo votos con una plataforma de ética social cristiana, así que la cambió por una plataforma judeofóbica, que inspiró a todo un movimiento estudiantil antijudío a partir del Verein Deutscher Studenten de 1881. Con el apoyo conservador, Stoecker fue electo al Reichstag (parlamento alemán). Para esa época se creaba la mentada Liga de los Antisemitas de Wilhelm Marr, dedicada ésta a temas étnicos más que a temas socioeconómicos.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La creencia que los judíos constituían una raza separada, oriental, se difundió, ampliamente, durante la segunda mitad del Siglo XX, y en Alemania se tradujo también al mundo de la política. Bajo gobierno de Bismarck, se entendió cínicamente que la judeofobia podía servir de instrumento para completar la unificación de Alemania. Como ironizara en retrospectiva Israel Zangwill (1920): “Si no hubiera judíos, habría que inventarlos para uso de los políticos… Son indispensables como antítesis de una panacea, causa garantizada de todos los males”. Como era de esperar, a fines de siglo surgen en Alemania varios partidos políticos, abiertamente judeófobos. Judeofobia política

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Durante la primera mitad del siglo pasado se hicieron muchos esfuerzos para racionalizar el odio hacia los judíos. Bruno Bauer en Die Judenfrage (1843) denuesta el “espíritu nacional judío” y el compositor Richard Wagner escribe en La judería en la música (1850): “Debemos explicarnos por qué nos repele la naturaleza y personalidad de los judíos… Para comprender nuestra repugnancia instintiva por la esencia primaria del judío, consideremos primero cómo fue posible que el judío deviniera en músico…”. Más aún, Karl Grattenauer ofreció (1803) una explicación al mal olor de los judíos: hay un fedor judaico producido por cierto amonium pyro-oleosum.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El énfasis mayor de las ideas racistas (y antisemitas) en Alemania se debe a dos razones: 1) Hasta 1870 sus variadas divisiones políticas internas habían incrementado el fervor nacionalista; y 2) la mayoría de los monarcas europeos eran de ascendencia germánica (recuérdese además que la monarquía dividía a la sociedad medieval en tres estratos: plebe, clero y nobleza, y ésta era considerada la superior, de “sangre azul”). El filósofo Johann Fichte enseñaba que el alemán era la lengua original de Europa (Ursprache) y los alemanes la nación original (Urvolk). Incluso fuera de Alemania hubo algunos partidarios del “Germanismo” o “Teutonismo”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El antisemitismo racista fue presentado por un francés pero alcanzó su cenit en Alemania. En su ensayo acerca de la desigualdad de razas humanas (1853) Joseph De Gobineau sostenía que las diferencias físicas entre las razas humanas conllevan jerarquías intelectuales y morales. Aunque éste era el primer libro en desarrollar la teoría, el racismo como prejuicio es tan antiguo como la civilización. Incluso Platón y Aristóteles arguyeron que los griegos habían nacido para ser libres y los bárbaros eran esclavos naturales. Aunque el prejuicio racial fue omnipresente en la historia europea, en el siglo XVIII se formalizó con estudios antropológicos.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La cúspide de la línea judeofóbica francesa fue el affaire Dreyfus en el año 1894 (un oficial judío francés acusado, falsamente, de traición). En Francia, en la Era Moderna, pre guerras mundiales, la judeofobia fue mayormente económica y política. No se centraba en lo cultural (como en la del mundo pagano) ni en lo teológico (como la medieval). Produjo el mito moderno que los judíos gobiernan todo. Y tampoco se basó en principios raciales como el que se desarrolló en Alemania y que desencadenó el genocidio de los judíos en las cámaras de gas nazis, durante la Segunda Guerra Mundial.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La cúspide de la línea judeofóbica francesa fue el affaire Dreyfus en el año 1894 (un oficial judío francés acusado, falsamente, de traición). El aspecto más abrumador no fue la probadísima inocencia de Alfred Dreyfus,  ni siquiera que se lo persiguiera por ser judío, sino la violenta reacción de las masas bajo el grito de “muerte a los judíos”, provocado por la inculpación de un judío bajo un cargo relativamente menor. Que esto ocurriera en el país de la igualdad de derechos, generó estupor entre los judíos por doquier, y probó que la asimilación no los inmunizaba contra la judeofobia.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La cúspide de la línea judeofóbica francesa fue el affaire Dreyfus. Alfred Dreyfus, capitán del ejército francés, fue arrestado, en 1894, y juzgado por una corte marcial bajo el cargo de traición. Un documento militar secreto (el “bordereau”) enviado al agregado militar de la embajada alemana en París, llegó a las manos del servicio de inteligencia francés. El veredicto contra Dreyfus, su degradación, y encarcelamiento en la Isla del Diablo, y su ulterior rehabilitación en 1906, fueron traumáticos para Francia y para todos los judíos. Durante esa década, líderes franceses de alto rango fueron probados cómplices de este escándalo judeofóbico.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El estereotipo de judíos presentados como dominadores de una nación fue repetido muchas veces por nacionalistas de muchos países. Un periodista argentino, Horacio Calderón, publicó, hace unas décadas, su versión judeófoba llamada la “Argentina Judía”(1976) El método usual es mencionar los nombres de judíos que son banqueros, editores de diarios, industriales, financistas, etc., y después amontonar todo ese poder infiriendo que pertenece, en su conjunto, a un grupo solapadamente coordinado que son: “los” judíos. Se hace resaltar a los judíos que están en posiciones elevadas y se despierta la sospecha que actúan bajo coordinación secreta, justamente por ser ellos judíos.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En la Francia post Revolución Francesa, varios filósofos convirtieron la reacción judeofóbica en una ideología. Había sido un gran error emancipar a los esclavos y a los judíos, afirmaban, por ser estos últimos “la nación más despreciable”. La paranoia judeofóbica, en Francia, llegó a su clímax con el libro Francia judía (1886) de Edouard Drumont,  que en poco tiempo alcanzó centenares de ediciones y en donde se “demostraba” cómo Francia estaba subyugada por “los” judíos. En 1889 Drumont fundó la Liga Antisemita (homónima de la Wilhelm Marr) y a los pocos años fue elegido diputado. Nada nuevo bajo el sol…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En la Francia post revolución francesa, varios filósofos convirtieron la reacción judeofóbica en una ideología. François Fourier (m. 1837) cuya escuela de reforma social se popularizó, consideraba que “el comercio es la fuente de todos los males y los judíos son la encarnación del comercio”. Había sido un gran error emancipar a los esclavos y a los judíos, afirmaba, por ser estos últimos “la nación más despreciable”. Su discípulo Alphonse Toussenel escribió, en 1845, una obra en dos volúmenes llamada “Los judíos, reyes de la época”, que inspiró a una judeofobia rural conservadora que eventualmente devino en un movimiento político.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El Papa Pío VII le creyó al jesuita Agustín Barruel, que afirmaba que los judíos conspiraban mundialmente, y tanto en los estados papales como en Alemania, se revirtió la Emancipación apenas Napoleón fue derrocado (1815). Esos pocos años habían suscitado una gran ola de asimilación entre los judíos que golpeaban las puertas de la sociedad gentil, mucho antes que se abrieran. La vanguardia asimilacionista estuvo en Berlín. Hugo Valentin exageró en su libro Anti-Semitismo: “más judíos alemanes se bautizaron entre 1800 y 1818, que en los previos 1800 años juntos”. La decepción emancipadora fue muy dolorosa para todos los judíos.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El jesuita Agustín Barruel alertó al gobierno de Napoleón (1807) de un complot judío internacional gestado por el Sanhedrin  “que transformará iglesias en sinagogas”, y que le había sido revelado por un personaje llamado Simonini, del que hasta hoy, se ignora si realmente existió. El término equivocado de Sanhedrín colaboró con la patraña, puesto que Barruel sostenía el absurdo que “finalmente salía a la luz el Sanhedrín que había actuado, clandestinamente, durante quince siglos”. Napoleón disolvió, abruptamente, su Sanhedrín, y así nacía el primer mito judeofóbico de la modernidad y que se suele reconocer actualmente como la conspiración judía mundial.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Para integrar al judío, Napoleón Bonaparte convocó a una Asamblea de Notables Judíos que sesionó entre julio de 1806 y abril de 1807, integrada por ciento once rabinos y líderes comunitarios. Debían responder a doce preguntas acerca de los hábitos judíos, a saber: poligamia, divorcio, exogamia, patriotismo francés, la relación con los no-judíos, obediencia a la ley, designación de rabinos y marco de su autoridad, profesiones prohibidas, y la usura. Este grupo fue denominado el Sanhedrín napoleónico. Ese Sanhedrín despertó la judeofobia francesa. El jesuita Agustín Barruel alertó al gobierno (1807), de un complot judío internacional gestado por el Sanhedrin.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Judío Auto-odio”, “Izquierda Radical”, “Ignorante”, “Creyente cristiano”, “Árabe hispanoparlante”, “Antisemita” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La Asamblea Nacional revolucionaria francesa debatió por dos años si los nobles principios de “libertad, igualdad, fraternidad” debían aplicarse también a los judíos. Al final, en el mes de septiembre de 1791, los judíos recibieron libertades cívicas, y unos lustros después, Napoleón asumió el deber de hacer buenos franceses de los judíos. Ese otorgamiento de igualdad de derechos derivó en la judeofobia moderna que fue una reacción contra la Emancipación de dichos judíos y la vemos en tres corrientes que se expresaron en diferentes países o sociedades: la judeofobia socioeconómica (en Francia), la judeofobia racial (Alemania) y la conspiracional (Rusia).