El antisionismo como antisemitismo

Antisionismo

 

­­1000 palabras que deberíamos saber sobre en antisionismo como antisemitismo

El sionismo es el movimiento de liberación nacional del pueblo judío. El antisionismo es el movimiento de oposición al sionismo y, por tanto, a la existencia de Israel como Estado independiente y soberano. La crítica razonada a las políticas concretas que el Estado de Israel adopte en cada caso no puede ser considerada muestra de antisionismo. Sin embargo, la condena sistemática del Estado de Israel, haga lo que haga y en relación con acciones que no se denuncian en otros Estados, el sesgado tratamiento mediático de la realidad de Israel cuando, por ejemplo, se invierte el orden lógico de la secuencia causa-efecto o se oculta la primera para que el efecto aparezca como causa, así como la tergiversación, manipulación u ocultación de la verdadera historia de Oriente Medio, en general y de Israel en particular, son pruebas de antisionismo y, en el fondo, de judeofobia. Tras 1945 no es “políticamente correcto” autocalificarse como “antisemita” por lo que se edulcoran y disfrazan los mismos mitos que fundamentan el odio hacia el judío pero ahora es la fobia hacia el “judío entre las naciones” (Israel) y en vez de antisemitismo la palabra (que no arrastra la mala fama) es antisionismo. La mentalidad del antisemita parte de esquemas muy simples y sumariamente construidos. El rechaza toda información adicional, y nada podrá convencer al judeófobo que su antisionismo, que es el más común del antisemitismo moderno, no es reflejo de la realidad. Además, de negarse a aprender nada acerca de Israel que pudiera contradecir sus prejuicios, el antisionista reduce el país judío a una única imputación, y luego somete todo el resto de la información a ese reduccionismo inicial: por ejemplo, “Israel ocupa territorios que no le pertenecen”, luego pasará a inventar supuestos crímenes. El menú argumental del antisemita-antisionista incluye: 1)  “No es lógico que haya un estado basado en la religión”, rechazando reconocer que el judaísmo se considera a si mismo como una identidad nacional-religiosa y suponiendo, erradamente, que el gobierno en Israel se rige por la ley ortodoxa judía (Halajá), 2) “El sionismo atenta contra los derechos árabes”. Supuestamente, aunque parte de lo que diga sea verdad (que no lo es), eso no justificaría destruir a un país, a menos que la intencionalidad inicial sea el de hacerlo, 3) “El sionismo es un fenómeno del colonialismo”, argumento que suelen vertir los europeos que aún mantienen colonias dispersas por el mundo o poco conocedores de la estrecha relación entre el judaísmo y la tierra de Israel (y la permanente vida judía en esas tierras). Antisionismo es Antisemitismo… ¡Solamente a los judíos no se les renoce que son un pueblo! El judaísmo es una entidad cultural que entremezcla una identidad étnica, religiosa y nacional, con una memoria e historia común relatada ampliamente en textos bíblicos y en su milenaria producción filosófica e histórica. El antisionismo es el único movimiento que exige la desaparición de un Estado. En ningún otro conflicto entre grupos, etnias o naciones se produce esta expresión de odio que pide la destrucción de un único país, con todos sus habitantes. Para el antisionista 192 estados en el mundo tienen derecho a existir pero solamente uno debe justificar su razón de ser y ¡Oh, casualidad! Ese estado es el judío. Aunque en teoría es posible ser antisionista sin ser antisemita, no lo es en la práctica. El antisionismo descalifica los sentimientos y aspiraciones nacionales de los judíos (y sólo de los judíos) y considera a Israel (y sólo al Estado de Israel) como un estado ilegítimo. El antisionista afirma no odiar a los judíos pero si a los sionistas y no puede justificar el hecho que odia a la sublime mayoría del pueblo judío que se declara sionista, es decir, no odia a todos los judíos como un antisemita clásico pero “si” a casi todos. Es suficiente para ser antisemita… Hay judíos antisionistas. Puedes encontrar tres pequeños grupos de judíos que se declaran antisionistas. Los primeros son judíos ultraortodoxos que se oponen a la existencia del Estado de Israel. Son unos pocos miles conocidos como Naturei Karta. ¿Cuántas personas reúne Naturei Karta? Son entre 5000 y 10000 personas, los cuales viven principalmente fuera de Israel. Un segundo grupo son unos pocos israelíes de extrema izquierda que se oponen a toda política del Estado de Israel y que se declaran “antisionistas” (suelen recibir mucha prensa). El tercer grupo son los judíos en el mundo que no consideran que el judaísmo es un pueblo y, por lo tanto, no merece un estado propio (por ejemplo, muchos Argentinos de Origen judío). Si nos detenemos a leer el Programa político del Partido Antisionista (Francia), notamos claramente los principios antisemitas que lo guían. Ellos proponen: 1. Hacer desaparecer la injerencia sionista en los asuntos públicos de la nación (como en los antisemitas Protocolos de los Sabios de Sión, el judío (sionista) “domina todo maquiavelicamente” y está en todos lados), 2. Denunciar a todos los políticos que hacen apología del sionismo (no a los que hablan bien de Uganda o del estado terrorista de Qatar, pues queda totalmente prohibido defender a los judíos de Israel) 3. Erradicar todas las formas de sionismo en la nación (nuevamente, en una sola palabra reduce y condensa todo lo malo sobre la tierra que puede ser calificado, según ellos, como “sionista”. Se trata de aprovechar en una sola palabra 2000 años de educación antisemita en Europa), 4. Impedir a empresas e instituciones contribuir a los esfuerzos de guerra de una nación extranjera que no respeta el derecho internacional (se refiere a Israel). En el 2008 un reporte del Departamento de Estado ya advirtió que “Nuevas formas de antisemitismo a menudo incorporan elementos de antisemitismo tradicional. Sin embargo, la característica que distingue al nuevo antisemitismo es la critica al sionismo o a la política israelí que, ya sea intencional o involuntariamente, tiene el efecto de promover ciertos prejuicios en contra de todos los judíos al demonizar a Israel y a los israelíes, y atribuir las faltas percibidas de Israel a su carácter judío”.

Juden

 

Algunas películas que podrías usar para exponer el tema

El Nuevo Antisemitismo (2013)

Hablando claro – “Yo Odio a Israel – Es un estado sionista”