El Movimiento B.D.S. (Boicot, Desinversión y Sanciones) contra Israel

Boicot

1000 palabras que deberíamos saber sobre el fenómeno del BDS

BDS son las iniciales de Boicot, Desinversión y Sanciones y se refiere a tres distintas medidas punitivas contra Israel. Boicot se refiere a la ruptura de relaciones con Israel como un medio de protesta, castigo, intimidación o coerción. Boicots culturales, comerciales, deportivos y académicos. Desinversión es la retirada de inversiones en Israel por parte de bancos, fondos de pensiones y otros. Sanciones son acciones punitivas adoptadas por los gobiernos y  organizaciones internacionales, incluidas las sanciones comerciales o prohibiciones, embargos de armas y el corte de relaciones diplomáticas. El término “BDS” no se utiliza en ninguna otra campaña, conflicto o boicot. El 9/7/2005, 171 organizaciones no gubernamentales palestinas (muchas de ellas minúsculas) hicieron un llamado para una campaña económica-cultural internacional contra Israel, que se conoce actualmente como el Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). Los  tres objetivos declarados y oficiales de la campaña son: 1) Fin de la ocupación y colonización de “Israel”, desmantelado de las medidas para evitar atentados o “Muro-Valla”. Algunas veces los líderes del BDS dicen que su objetivo es conseguir la retirada total de Israel de la línea verde de 1967 pero muchas otras veces hablan claramente de toda Palestina, es decir, la desaparición de Israel. ¿De qué depende? Del público. Si dicen claramente cuál es su objetivo podrían ahuyentar personas morales. 2) Igualdad de los árabes en Israel, que no es otra cosa que un estado binacional. Para ellos, no hay igualdad en Israel aunque si la hay. “Desigualdad” es que haya una ley del retorno para los judíos y que la bandera o el himno hablen de la cuna nacional del pueblo judío (que es casi el 80% del país). 3) Que Israel permita entregar la ciudadanía Israelí a 5 millones de palestinos. Exigen un suicidio nacional. Dos de las tres demandas de los palestinos para no hacer el BDS son totalmente ajenas a las consecuencias de la Guerra de los Seis Días de 1967, pero si, son demandas relacionadas con el establecimiento del Estado de Israel en 1948. De hecho, las tres condiciones pueden ser entendidas, sin ser un gran especialista, como “el promover la disolución del Estado de Israel como un estado judío democrático”. Eso es racismo. ¿El boicot contra los judíos o Israel es algo nuevo? Los árabes en el Mandato Británico comenzaron a boicotear al pre-estado judío “Yishuv” en la década de 1920. Esta táctica fue diseñada para desalentar la inmigración y evitar la creación de un estado judío. En agosto 1922, el Quinto Congreso Árabe-Palestino declaró un boicot contra los judíos exigiendo que “todos los árabes” se negasen a vender tierras y boicotearan a los negocios judíos. Este boicot se extendió hacia todos los bienes judíos en 1929. En 1931 el Comité de Trabajadores Árabes publicó una lista de bienes judíos a boicotear y lo emitió tanto en los países musulmanes como en Occidente. El boicot árabe se hizo más prominente y famoso luego de la Guerra de Yom Kipur (1973), cuando los países árabes productores de petróleo impusieron un embargo a los EE.UU. y a otros países occidentales como castigo por apoyar a Israel. Sin embargo, su impacto económico se redujo en gran medida en la década de 1990 ya que muchos países árabes suavizaron su aplicación ante la mejora en las relaciones árabe-israelíes, tras las iniciativas de paz de Madrid y Oslo en 1991 y 1993, respectivamente. Ahora, los impulsores del boicot son los mismos pero estan asociados con la extrema izquierda. El BDS moderno es fruto de la Conferencia Mundial de la ONU contra el Racismo de Durban (2001). Las ONG “pro-derechos humanos”, con la ayuda de los estados árabes e Irán, se aseguraron que se incluyera una declaración final que decía: “[Llamamos] a toda la comunidad internacional a imponer una política de aislamiento completo y total sobre Israel como un estado apartheid, igual al caso de Sudáfrica, significando la imposición de sanciones y embargos obligatorios totales, el cese completo de todos los vínculos (diplomáticos, económicos, sociales, de ayuda, cooperación militar y entrenamiento) entre todos los estados e Israel”. ¡La conferencia era contra el racismo! El BDS es antisemitismo camuflado. Porque… como claramente afirman sus organizadores e ideólogos, existe UN SOLO país en el mundo que se merece ser boicoteado, y ese país es la cuna nacional del pueblo judío: Israel. Porque, como claramente afirman sus portavoces, hay un solo pueblo en la faz de la tierra que no puede expresarse nacionalmente (Sionismo) y ESE ÚNICO pueblo es el judío. Porque no se toman el trabajo de verificar si las acusaciones de Apartheid en Israel son concretas y reales más allá de usarlo como una retórica demonizadora. Uno de las figuras del BDS es Omar Barghouti es el autor de la “Declaración de un Estado” de noviembre 2007 que surgió de varias conferencias que dio en Londres y Madrid. Este dijo en “Nueva República” que si Israel pusiese fin al control sobre Cisjordania, sus llamadas a boicots continuarían: “La mayoría de los palestinos no sufren por la ocupación, sufren la negación a su derecho de regresar a casa”. O sea, quiere que Israel absorba a los que él define como refugiados (5 millones) para así tratar de destruir la estructura actual de Israel como un estado judío-democrático. En la actualidad, el BDS es apoyado por una alianza muy heterogenea. Un pequeño y vociferante grupito legitimizador de judíos antisionistas, musulmanes radicales y algunas iglesias forman parte de esa alianza. Elementos de la extrema izquierda suelen ser los socios notables del BDS en Occidente. Por lo general, estos sostienen teorías pos-colonialistas/pos-imperialista (inspiradas por intelectuales tales como Edward Said, Noam Chomsky), en la que Israel es percibida como el enclave imperialista del Medio Oriente. En los últimos años, alentados por la Revolución Aterciopelada Checa (1989-1990), la extrema izquierda, principalmente los grupos anarquistas adoptaron este lenguaje y metodología. Desde el colapso de la Unión Soviética, algunos grupos de extrema izquierda han postulado el Islam político (islamismo) como la única fuerza organizada capaz de resistir la hegemonía estadounidense y su percepción del “imperio”.

 

NO_Israel_Boycott

Peliculas y textos que te puede servir para explicar el tema

El problema de la interseccionalidad – ¿Cómo vencer al BDS en las universidades? – Por Brian Blum

Alan Dershowitz sobre el movimiento BDS doblado al castellano

Estudiante habla sobre el antisemitismo del BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) contra Israel

Canal 1 Israel: ¿Quién está detras del BDS contra Israel?

Judíos a favor de la destrucción de Israel (BDS)

Hacer frente al BDS – Por Ricardo Ruiz de la Serna

Desenmascarando al BDS: Raíces radicales y resultados extremistas

Andrew Klavan: “Los del BDS son gente buena… solamente odian a los judíos”

Un boicot de dos filos – Por Ben-Dror Yemini

Ser antisemita puede ser costoso: España paga 430.000 shekel a la Universidad de Ariel por expulsar a sus estudiantes – Por Gabriel Ben-Tasgal

En repudio al silenciamiento – Por Ben-Dror Yemini (Ynet 3/2/16)