La Guerra de Yom Kipur 1973

FILE PHOTO 21NOV97 - FOR RELEASE WITH BC-ISRAEL-ANNIVERSARY-CHRONOLOGY - Prime Minister Golda Meir (R) accompanied by her Defense Minister Moshe Dayan, meets with Israeli soldiers at a base on the Golan Heights after intense fighting during the 1973 Yom Kippur War. Israel was simultaneously attacked by Syria and Egypt on Yom Kippur, the Jewish Day of Atonement when all of Israel comes to a standstill, and was only able to defeat both countries when the United States provided an emergency major resupply of equipment. Israel suffered heavy causalities and many Israelis were angered at the country's unpreparedness. REUTERS *** Local Caption *** øàù äîîùìä âåìãä îàéø åùø äáèçåï îùä ãééï áôâéùä òí çééìéí áøîú äâåìï áîäìê äîìçîä îìçîä îìçîåú éåí äëéôåøéí öáà öä"ì éùøàì ñåøéä øîú äâåìï âåìãä îàéø îùä ãééï 1973

1000 palabras que deberíamos saber sobre la Guerra de Yom Kipur 1973

La Guerra de Yom Kipur, para los árabes la “Guerra de Octubre” o “Guerra del Ramadán”, estalló el día más sagrado para los judíos, el Yom Kipur del 6/10/1973. Los ejércitos regulares de dos estados, Siria y Egipto, atacaron por sorpresa al estado hebreo. La guerra tuvo lugar, específicamente, en el Sinaí y en los Altos del Golán y continuó hasta el 24 de octubre de 1973 (día que se fijó el cese de fuego) aunque los intercambios de disparos continuaron hasta el 26 de octubre en la península del Sinaí y hasta 1974 en las alturas del Golán. Una de las razones del comienzo de la Guerra de Yom Kipur fue el sorprendente resultado de la Guerra los Seis Días (1967). Los israelíes estaban “especialmente confiados” en sus capacidades militares, subestimando las de sus enemigos. Las autoridades de Israel creían que su abrumadora superioridad aérea amedrentaría a sus enemigos para comenzar nuevos enfrentamientos. Entre otras cosas, los israelíes no valoraron la importancia de la entrada de misiles tierra-aire rusos introducidos tras la guerra de 1967 y tampoco midieron con exactitud los efectos de la “humillación” que había provocado en los árabes la guerra anterior de 1967. En septiembre 1970, el presidente egipcio Nasser murió de un ataque al corazón y Anwar El-Sadat fue nombrado para sucederlo. Sadat era considerado en Israel como un líder gris, carente de energía y carisma, reafirmando, aún más, la “sensación de seguridad” israelí. Entre 1971-1972 Sadat trató de iniciar, con el respaldo estadounidense, acuerdos diplomáticos provisionales para recuperar el Sinaí pero Israel no consideraba dichas intenciones como “sinceras”, a la luz de los constantes ataques impulsados desde El Cairo. Sadat ordenó a sus comandantes planificar la operación “Granito” para recuperar el Sinaí. A la vez, convenció a los sirios para ir a combatir. El objetivo de Siria era ocupar todos los Altos del Golán  y, también, ir más allá. Los  egipcios creían que, a la luz de la superioridad aérea y tanquista israelí y, teniendo en cuenta que el ejército egipcio no podría mover sus sistemas antiaéreos rusos en las profundidades del Sinaí, el objetivo era centrarse y fortificar posiciones a 10 km al este del Canal de Suez, con ataques tácticos hacia posiciones israelíes en las montañas aledañas. Este plan egipcio, que era más moderado que el sirio, le fue ocultado tanto a la Unión Soviética (su potencia aliada) como a los sirios. Egipto y Siria basaban su fuerza en la ayuda de los países árabes y el apoyo del “patrón”, la Unión Soviética. Bajo Leonid Brezhnev, URSS pretendía ampliar su influencia. Los soviéticos eran, prácticamente, los únicos proveedores de armas de los países árabes, gracias a su voluntad para vender grandes cantidades de armas, a precios relativamente baratos en comparación con las alternativas y con excelentes condiciones de crédito. Esta potencia también brindaba capacitaciones para usar las armas, implementación de sus doctrinas militares y un asesoramiento constante. La Unión Soviética también estaba dispuesta a enviar fuerzas combatientes a favor de sus aliados. La Inteligencia Militar israelí (“Aman”) evaluó las probabilidades de guerra en 1973. Primero, supuso correctamente que Siria no iría a la guerra sin Egipto. En segundo lugar, el departamento fue informado por el espía del Mossad Ashraf Marwan, hijo político del ex-presidente Nasser, que aunque Egipto quería recuperar todo el Sinaí, no iba a ir a la guerra hasta que le fueran suministrados los cazabombarderos MiG-23 para neutralizar la Fuerza Aérea de Israel, y los misiles Scud, para ser utilizados contra ciudades israelíes como un elemento de disuasión por los ataques israelíes contra la infraestructura egipcia. Allí estaba el error. Al enterarse del inminente ataque, la Primer Ministro de Israel, Golda Meir, tomó la controvertida decisión de no lanzar un ataque preventivo. La estrategia israelí siempre estuvo basada en el precepto que si la guerra era inminente, Israel debía lanzar un ataque preventivo. Se suponía que los servicios de inteligencia de Israel darían, en el peor de los casos, un aviso de 48 horas antes del ataque árabe. Golda Meir decidió no lanzar un ataque preventivo contra Siria-Egipto para no ser culpada de haber comenzado Israel los combates. “Si atacamos primero, no vamos a obtener ayuda de nadie”, dijo Meir. Al menos nueve países árabes, entre ellos cuatro naciones que no son del Oriente Medio, colaboraron activamente con el empeño bélico de Egipto y Siria. Unos pocos meses antes de la guerra del Yom Kipur, Irak transfirió un escuadrón de aviones caza a Egipto. Durante la guerra, una división iraquí de unos 18.000 hombres y varios cientos de tanques fueron emplazados en el Golán Central y participaron en el ataque del 16 de octubre contra posiciones israelíes. Los Migs iraquíes comenzaron a operar sobre las Alturas de Golán desde el 8 de octubre 1973, el tercer día de la guerra. La Guerra de Yom Kipur fue un duro golpe emocional para Israel aunque militarmente hablando, Israel logró una milagrosa victoria superando la superioridad egipcio-siria en temas de misiles tierra-aire. Preguntado por Golda Meir, Sadat explicó (en su visita a Israel en 1977) que había atacado a Israel en 1973 ya que, de lo contrario, él iba a tener que llegar a Israel de rodillas en vez de negociar de igual a igual. En Israel comenzaron a conformarse sendos movimientos de protesta contra el “Mejdal” (el bochornoso fracaso), movimientos que terminaron por llevar a la oposición del Likud al poder (1977). El 22 de octubre, el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 338 que pedía a “todas las partes que al presente combaten que cesen toda hostilidad y den por terminada toda actividad militar inmediatamente”. La votación se produjo durante el día en que las fuerzas israelíes habían aislado al Tercer Ejército egipcio y se aprestaban a destruirlo. Israel estaba en posición de conquistar la capital, El Cairo. Pese al éxito último de las Fuerzas de Defensa israelíes en el campo de batalla, la guerra fue considerada un fracaso diplomático y militar. Un total de 2.688 soldados israelíes perdieron la vida.

Yom Kipur 1