La tradición democrática en el movimiento sionista y en el pueblo judío

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Israel es un estado judío y democrático (que fue creado para que el pueblo judío pueda ser independiente). Aunque puede parecer incompatible, la integración de ambas formas de vida fue una consideración natural para los fundadores del Estado y ha sido el principio guía de la nación desde su renacimiento en 1948. Algunas de las semillas de la democracia política moderna fueron  sembradas desde las primeras etapas de la historia judía y muchos de los principios y valores fundamentales, que constituyen la base de una democracia, han sido el corazón del pensamiento y la práctica del judaísmo durante dos milenios.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La democracia es algo que se ha desarrollado de forma natural a lo largo de la historia del pueblo judío. La autoridad de la ley sobre la vida del pueblo judío, la incumbencia individual y humanitaria, las exhortaciones de los profetas de la Biblia y posteriormente de los rabinos del Talmud (el cuerpo autoritativo de ley judía, completado, aproximadamente, en el 400 E.C.) la preocupación por los miembros más débiles de la sociedad, y su insistencia en la igualdad ante Dios son conceptos que, posteriormente, emergieron como parte de la filosofía democrática moderna. Hablamos de más de tres mil años…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Habiendo adoptado una fe monoteísta, la tradición judía a lo largo de los siglos ha reconocido las tendencias pluralistas en sus costumbres y prácticas. En el transcurso de la historia judía, este pluralismo se ha manifestado en la existencia de Jasidim (movimiento fundado en Europa en el siglo XVIII, basado en un enfoque expresivo del ritual y el pensamiento judío) y de Mitnagdim (estrictos talmudistas que se dedicaban al puro estudio de textos judíos), hay judíos de costumbres sefardíes y ashkenazíes, así como de enfoques cabalistas (místicos) y halájicos (ritualistas). En el Segundo Templo existían grupos saduceos, fariseos, esenios, etc…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El pluralismo es algo muy arraigado en el judaísmo. El Talmud, que relata la formación de las costumbres y el ritual judíos, registra, cuidadosamente, los debates y las opiniones divergentes de los sabios del período de la Mishná (aproximadamente siglos I-II d.c.). Las prácticas fueron decididas en base a una mayoría. No obstante, las opiniones minoritarias también fueron recogidas metódicamente en el Talmud. Los debates entre la Casa de Shamai (Beit Shamai) y la de Hilel (Beit Hillel), que fueron las dos mayores casas de estudio en Israel durante el período de la Mishná, son frecuentemente citados en el Talmud.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El pluralismo es algo muy arraigado en el judaísmo. Los ejemplos abundan en la historia del pueblo judío. El Talmud, que relata la formación de las costumbres y los rituales judíos, registra, cuidadosamente, los debates y las opiniones divergentes entre los sabios del período de la Mishná (aproximadamente siglos I-II d.c.). Las opiniones de los sabios judíos de Beit Shamai eran conocidas por su estricta interpretación de los preceptos bíblicos, mientras que los sabios de Beit Hillel se caracterizaban por su enfoque moderado. El Talmud registra ambas tendencias, a pesar que los rabinos prefirieron las normas de Beit Hillel. Pluralismo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Junto a las más tempranas expresiones de conceptos humanitarios y pluralistas, las instituciones judías forjaron ciertas formas que luego pasaron a ser expresiones de la democracia moderna. Las antiguas comunidades judías, durante el período del Talmud y luego, en Israel como en la Diáspora, fueron gobernadas por entes representativos, electos por cada comunidad (Kehilá), separados de los Batéi Din religiosos (cortes judías). Estas entidades eran electas por las comunidades en las que se desempeñaban y supervisaban todas las actividades sociales de la comunidad. Muchas semillas de la democracia política moderna fueron sembradas en las primeras etapas de la historia judía.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Muchas semillas de la democracia política moderna fueron sembradas en las primeras etapas de la historia judía. El cuidado del bienestar de todos los miembros de la comunidad, especialmente de las viudas, los huérfanos y los pobres, era una de las principales preocupaciones de instituciones comunitarias democráticas elegidas por los miembros (Kehilá), se trató de una práctica que ha sido traducida en el moderno sistema democrático de Israel en una política de bienestar social. En otras palabras, la política de protección social del estado de Israel moderno se basa en la organización interna de las comunidades judías en el mundo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Algunas semillas de la democracia política moderna fueron sembradas ya en las primeras etapas de la historia judía. Si bien el sionismo teórico se expresaba en las plegarias y los anhelos centenarios de los judíos de retornar a la patria de la cual habían sido exiliados, el sionismo político surgió entre las democracias europeas tras el movimiento de emancipación del siglo XVIII. Ésta otorgó a los judíos derechos de ciudadanía, los judíos pasaron a estar más involucrados en sus países, lo que les permitió desarrollar una apreciación del nuevo tipo de sistema de gobierno democrático y los valores que implicaba.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Desde su inicio, el movimiento sionista político, promovido por las ideas de Theodor Hetrzl, padre del sionismo moderno, se basó en un sistema democrático en la toma de decisiones. El Primer Congreso Sionista se llevó a cabo en Basilea, Suiza, con 197 delegados que representaban a las organizaciones sionistas de todo el mundo. El Congreso Sionista tuvo el status de una asamblea nacional que representaba al pueblo judío todo. El Congreso sirvió de foro abierto para toda una variedad de opiniones y funcionó en base a elecciones libres, estableciendo la tradición de un proceso político democrático con un debate parlamentario.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El parlamento israelí (Knesset), deriva su nombre de la “Knesset Hagdola” (Gran Asamblea) que fue el ente legislativo de los judíos en Israel durante el período del Segundo Templo. Las tradiciones de la Knesset y los procedimientos democráticos, por medio de los cuales funciona, fueron influenciados por los Congresos Sionistas, por la experiencia de la Asamblea de Representantes (Asefat Hanivjarim), el ente representativo electo de la comunidad judía en la Palestina Mandatoria y, en cierta medida, por los procedimientos y costumbres del Parlamento Británico. Las raíces de las tendencias democráticas de Israel fueron cultivadas durante dos milenios de historia judía.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Muchos de los elementos del sistema democrático moderno pueden encontrarse en las raíces religiosas, culturales y nacionales de la nación judía. El primer principio compartido es el reconocimiento de la obligación de un gobierno de promover y aplicar principios de justicia, y de garantizar la existencia de una sociedad civilizada y justa. La antigua ley judía, tal como se refleja en los mandamientos que aparecen en la Torá, establece la obligación de un gobierno de instituir normas legales y crear mecanismos por medio de los cuales todos los miembros de la sociedad se beneficien. Lo vemos claramente en Deuteronomio 16:18.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Muchos elementos del sistema democrático moderno pueden encontrarse en las raíces religiosas, culturales y nacionales de la nación judía. Por ejemplo, en Deuteronomio 16:18 leemos: “Nombrarás para ti jueces y magistrados en todas las ciudades que el Señor tu Dios te da, según tus tribus, y ellos juzgarán al pueblo con justicia”. Es decir, es obligación de un gobierno el promover y aplicar principios de justicia, y de garantizar la existencia de una sociedad civilizada y justa. La antigua ley judía establece claramente la obligación de un gobierno de instituir normas legales y crear mecanismos para beneficiar a la sociedad.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Las profecías que describían el futuro de la soberanía judía se centraban en los principios de la ley y la justicia: “He aquí que vienen días, dice el Señor, en que daré a David un vástago legítimo que reinará como rey, el cual será prudente, y hará juicio y el derecho en el país.” (Jeremías 23:5). El segundo lazo que comparten la democracia y el judaísmo es la subordinación de una administración al gobierno de una autoridad superior. A diferencia de otras culturas antiguas, la tradición judía no consideraba a los reyes y gobernantes estar por encima de la ley.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La ley en el judaísmo no estaba sujeta a los caprichos o deseos personales del monarca. En Deuteronomio se describe una de las primera acciones que debe cumplir el rey al asumir el trono: “Y sucederá que cuando él suba al trono de su reino, hará escribir para sí una copia de esta ley en un libro… y la llevará consigo y la leerá todos los días de su vida, para que aprenda a temer al Señor, Su Dios, observando cuidadosamente todas las palabras de esta ley y sus preceptos.” (Deuteronomio 17:18-19). Puedes observar las bases de la democracia israelí…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Las crónicas de la Biblia que describen la vida de los reyes de Judea y de Israel abundan en ejemplos sobre la importancia del gobierno de la ley (como en una democracia sana). Uno de los incidentes más prominentes involucra al Rey Ahav, quien por consejo de su esposa extranjera, la Reina Jezabel, confiscó el viñedo de su vecino Nevot y lo hizo matar. Este acto, que contradice la esencia misma del gobierno de la ley, es analizado en el libro de Reyes como la razón de la caída de la Casa de Ahav y el derrocamiento de sus herederos.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Otro tema común a los principios democráticos y al judaísmo es la exposición del gobierno y del gobernante a la inspección y revisión. A diferencia de otras culturas antiguas, las cuales glorificaban a sus reyes y los trataban como deidades, los reyes de la Biblia son presentados sólo como seres humanos y hay muchas referencias a las tendencias naturales de esos gobernantes al abuso de sus poderes. La Biblia y el pensamiento judío posterior dejaron en claro que un gobernante no está exento de la censura, el examen y el reproche. Incluso el Rey David es criticado por sus acciones…

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La ley judía reconoce la importancia de la descentralización del poder gubernamental. Muchas fuentes judías reconocen la influencia corruptora del poder y la importancia de separar las ramas de la autoridad. En la mayoría de las culturas de la antigüedad el gobernante era tradicionalmente un líder del culto, la personificación de dios o la máxima figura religiosa. En contraste, el rey judío prácticamente no desempeñaba ninguna función en la vida religiosa y ritual del pueblo. Incluso si en algunos casos se mezclaban los papeles, era solamente para demostrar que el rey estaba sujeto a una ley suprema y debía cumplirla.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Las antiguas fuentes judías desconfiaban de los regímenes y de los gobernantes omnipotentes y reconocían la tan humana tendencia al abuso del poder y de la autoridad. Aunque los judíos de la Biblia vivían bajo un sistema de gobierno monárquico, los principios básicos del régimen ideal, según lo descrito por los profetas, sobre a los derechos humanos y la limitación de poderes, fueron expresados durante cientos de años en la liturgia, la literatura y el pensamiento judíos. Pasaron a ser parte de las raíces de la cultura judía y emergieron, posteriormente, como elementos del sistema político democrático moderno en Israel.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Cuando los británicos decidieron abandonar Palestina, existían cuerpos políticos judíos organizados desde hacia más de veinte años, los cuales pudieron gobernar efectivamente la vida comunitaria. No sólo tenían organizaciones representativas, poseían, ante todo, legitimidad. Dichas organizaciones eran voluntarias, por lo tanto aquellos sectores de la población que aceptaban unirse a los cuerpos representativos no recibían beneficios y, por sobre todo, daban su apoyo al sistema del “ishúv” organizado, siendo éste especialmente representativo de la población en Eretz Israel. La democracia parlamentaria israelí se forjó décadas o miles de años antes (si se considera a la cultura pluralista en el judaísmo).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La organización sionista más antigua, la Organización Sionista Mundial, se formó en 1897, bajo los impulsos de Theodor Hertzl. Sus objetivos eran “erigir en Israel una casa nacional para el pueblo judío, bajo los preceptos de las leyes generales”. Este cuerpo representaba a los sionistas, especialmente de las Diásporas, siendo su principal cometido el juntar dinero para comprar tierras, poblarlas y, en especial, ejecutar una política para el retorno del pueblo judío a su patria. El sionismo es el movimiento de liberación nacional del pueblo judío… Los judíos son un pueblo que, bajo el principio de autodeterminación, posee derechos naturales.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En la Organización Sionista estaban representados los partidos políticos judíos, las distintas organizaciones sionistas de los países, etc. De esta organización rescataremos un concepto que se transformó con el correr de los tiempos en una característica fundamental de las organizaciones nacionales judías: el pluralismo de ideas. En este caso, no se repartían las bancas según la representatividad ideológica de un partido en el pueblo judío sino que se dividía el poder según la proporcionalidad en la compra de los “shékel” (bonos sionistas). El sionismo es el movimiento de liberación nacional del pueblo judío… El embrión del futuro Estado de Israel.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El desarrollo de las instituciones administrativas judías en la Palestina Mandatoria se refuerza en 1920. Ese año se eligió por primera vez un organismo representativo nacional llamado “Asamblea de los electos” (Aseifat Ha-Nivjarim).  En esta asamblea eran elegidas entre 71 y 121 miembros, de los distintos partidos que componían la Knesset Israel (organización del asentamiento de entonces). La elección, proporcional, según los partidos postulados, en una votación a nivel nacional. De la “Asamblea de los electos” heredó el moderno Estado de Israel el sistema de representación partidaria, representación proporcional y un sistema a nivel nacional. Exactamente como en la actualidad.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En términos generales, la organización política-representativa más importante en el “ishuv” (comunidad judía de la Palestina del Mandato) fue la Organización General de Trabajadores en Eretz Israel (Ha-Histadrut Ha-Ovdim Le-Eretz Israel) – fundada en 1920 en Haifa. Con el transcurso de los años se transformó en un gremio de defensa del trabajador, un cuerpo de ayuda mutua, un sistema de fábricas productoras y en un centro de actividades culturales, deportivas y educativas.  La Organización General de Trabajadores (la CGT local), contaba en su creación con sólo 4500 afiliados, llegando en 1985 a un total de un millón y medio de afiliados.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La “Asamblea de los electos” (Aseifat Ha-Nivjarim) fue el parlamento judío desde 1920. Ellos se reunían una vez al año para elegir al ejecutivo, para aprobar presupuestos, etc. Este organismo fue reconocido (desde 1926) por el Mandato Británico como representante de los judíos asentados en Eretz Israel. El ejecutivo de la “Asamblea de los Electos” se conocía como “Secretaría Nacional” (Vaad Ha-Leumí). La política que se manejaba  iba acorde con lo que indicaban en la Agencia Judía (el liderazgo político de los judíos palestinos), cuya tarea principal era administrar los asuntos de los judíos en Eretz Israel (educación, cultura, religión).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    A principios de abril 1948, el Consejo General Sionista y el Vaad Ha-Leumí decidieron que se formaría un cuerpo político, el cual, con la salida de los británicos, tomaría el control político en Eretz Israel. El 12/4/1948 se levantó el “Consejo del Pueblo” (Moetzet Ha-Am). El “Consejo del Pueblo” fue un parlamento  elegido, proporcionalmente, a la fuerza política de los partidos que deseaban asociarse, compuesto por un total de 37 personas. El ejecutivo del “Consejo del Pueblo” se llamó “Administración el Pueblo” (Minhelet Ha-Am), comprendía 13 personas. Estas 13 personas eran elegidas entre los 37 miembros del “Consejo del Pueblo”.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Si releemos la segunda sección de la Declaración de la Independencia vemos que, operativamente, se decide que el “Consejo del Pueblo” (el poder legislativo) pasaría a llamarse desde la creación del Estado de Israel, “Consejo Temporario del Estado” (Moetzet Ha-Mediná Ha-Zmanit), mientras que el brazo ejecutor (Administración del Pueblo) se conocería ahora como “Gobierno Temporario” (Memshalá Zmanit). Estos cuerpos creados una vez declarado el Estado de Israel comprendían la misma cantidad de integrantes, manteniendo las mismas funciones, pero ahora las leyes tendrían valor a nivel estatal. En la estructura representativa judía, había un parlamento desde donde se conformaba el ejecutivo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los distintos cuerpos representativos que conformaron el asentamiento judío anterior a la independencia de Israel se caracterizaron por ser entes voluntarios, proporcionales, pluralistas, partidarios, notándose una división de poderes (legislativo y ejecutivo), cualidades propias de un sistema democrático, características que aún hoy están representadas en los distintos poderes nacionales del Estado de Israel. Si a todo esto le sumamos la tradición judía de convivencia de distintas corrientes filosóficas, el imperio de la ley, el no endiosar a los reyes sino considerarlos seres humanos imperfectos, más la influencia democrática europea… Si tomamos todo esto en cuenta, comprendemos la cultura democrática judía-israelí.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Refutador”

    Habiendo adoptado una fe monoteísta, la tradición judía a lo largo de los siglos ha reconocido las tendencias pluralistas en sus costumbres y prácticas. En el transcurso de la historia judía este pluralismo se ha manifestado de forma vibrante. Ya en el período del Segundo Templo, los saduceos, un culto sacerdotal que se adhería a una interpretación rígida de la Torá, convivían con los fariseos, patrocinadores de una tradición oral de la ley judía y precursores del judaísmo rabínico moderno. El pluralismo filosófico en la historia judía es mucho más notable y consistente, comparativamente, que entre otros pueblos del mundo.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Fulminador”

    Las tradiciones y procedimientos de la Knesset (parlamento israelí) fueron influenciados por los Congresos Sionistas, por la experiencia de los organismos representativos judíos durante el mandato y también por los procedimientos y costumbres del Parlamento Británico. Estos principios no solamente condujeron a la aceptación de una cultura democrática en una región de regímenes autoritarios, sino que ha ayudado a Israel a mantenerse como una democracia firme y sana. Resulta curioso que países que han sufrido constantes golpes de estado y que no poseen una tradición democrática demostrable como el pueblo judío se apresuran a criticar la milenaria cultura democrática israelí.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante” con un tipo de tono “Fulminador”

    La tradición judía mide el derecho de un gobierno a existir y permanecer en el poder de acuerdo al tratamiento que otorgue a los miembros más débiles de la sociedad. Conforme a esto, los profetas que vivían en los tiempos de los reyes de Israel y Judea (siglos 10 a.c.) criticaban todas las acciones de los monarcas que tuvieran un efecto adverso sobre los derechos del pueblo y particularmente de los más débiles de entre sus miembros. Estamos hablando de principios establecidos en el judaísmo muchos años antes que tu país comenzase a pensar sobre los beneficios de la democracia…