¿Qué mentiras dicen los palestinos y qué sucede realmente con los lugares santos musulmanes en Jerusalén?

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El libelo que afirma que los judíos están tratando de destruir las Mezquitas del Monte del Templo (Al-Aqsa y el Domo de la Roca) para construir el Tercer Templo judío intensifica el miedo y el odio hacia el Estado de Israel y hacia los judíos por parte de los musulmanes de todo el mundo. También le sirve a aquellos que lo iniciaron o que lo han cultivado en las últimas décadas para sus aspiraciones políticas egoístas y nos demuestra un ejemplo excelente del muy conocido adagio que dice que si una mentira es repetida frecuentemente, es aceptada como una verdad.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    A lo largo de la historia de las religiones y pueblos que conquistaron Jerusalén, todos destruyeron las casas de culto de sus predecesores y las transformaron en lugares de culto propio. Así hicieron los musulmanes y cristianos, durante 1900 años. Ambos, musulmanes como cristianos, les negaron a los judíos el acceso a su santísimo lugar, el Monte del Templo. Por el contrario, cuando Israel conquistó la ciudad vieja de Jerusalén (1967), cedió la administración bajo la gestión religiosa musulmana, permitió visitas de otros pero no rezos. Lo único que hizo fue confiar el Muro de los Lamentos al culto judío.

    Al_quds_jerusalem_voyages_h

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Hoy el libelo que Israel quiere destruir la Mezquita de Al-Aqsa impregna a masas de creyentes musulmanes, a través de: caricaturas, películas, cuentos para niños, concursos, sermones, impresos y publicaciones en Internet, ceremonias, protestas y literatura académica supuestamente religiosa… El libelo intenta alterar la narrativa musulmana sobre Jerusalén, creando un nuevo mito musulmán sobre la ciudad, rescribiendo en el camino la historia de la ciudad. El segundo elemento de esta mentira es la negación de la conexión judía con sus lugares sagrados en la Tierra de Israel, en general, y en Jerusalén y en el Monte del Templo, en particular.

    Al Hayat, February 5, 2007 (Palestinian Authority)

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El libelo de “Al-Aqsa está en peligro” postula que el Estado de Israel está actuando para lograr el colapso de las mezquitas del Monte del Templo edificando allí el Tercer Templo judío. Las raíces de la calumnia se remontan a los días del Gran Muftí de Jerusalén, Hajj Amin Al-Husseini, durante los años 1920 y 1930, aunque se ha revitalizado, significativamente, en los últimos años y prevalece en los actuales discursos musulmanes, árabe y palestino. Algunos de los autores del libelo en el mundo también lo utilizan en el contexto del previsto califato islámico global, cuya capital podría ser Jerusalén.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    A veces el libelo “Al-Aqsa está en peligro” representa a judíos como lo hacía el nazi Der Stürmer, cavando como comadrejas bajo las mezquitas del Monte del Templo. Israel incluso ha sido acusada de tratar de crear un terremoto artificial que destruiría  las mezquitas. Altos clérigos musulmanes y políticos anuncian periódicamente que no dudarán en “sacrificar sangre inocente y pura” a fin de proteger Al-Aqsa o, incluso, cometer martirio ante dicho peligro. El libelo incorpora explícitamente motivos antisemitas, similares a Los Protocolos de los Sabios de Sión, sobre “complots judíos” para dominar no sólo de Palestina sino del mundo entero.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El colmo del absurdo es cuando las autoridades de seguridad de Israel, que trabajan para proteger las mezquitas en el Monte del Templo, son acusadas de complicidad e incluso de iniciar operaciones destinadas a perjudicar a las mezquitas. Ejemplos: incluyen el incendio de Al-Aqsa en 1969, o el ataque con disparos por Alan Goodman en el monte en 1982. Tales incidentes, engendrados por extremistas judíos o cristianos, a quienes el Estado de Israel arrestó, enjuició y puso en prisión, son aprovechados por musulmanes para organizar campañas masivas de recaudación de fondos y para incitar contra Israel y el pueblo judío.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Muchos musulmanes no distinguen entre Israel, cuyos brazos gubernamentales hacen todo lo posible para proteger las mezquitas en el  Monte del Templo, frente a otros actores judíos y cristianos, marginales y extremistas, que tratan de dañarlas. Estos confunden también a extremistas con otros esfuerzos legítimos de fomentar conciencia sobre el Monte del Templo (carentes de cualquier intención de perjudicar las mezquitas). El resultado es una mezcla de fantasías salvajes, distorsiones históricas y de fraudes políticamente motivados. La única realidad es que los únicos que pueden rezar allí son los musulmanes y que cada vez se puede visitar menos ese lugar.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Corrector”

    La calumnia “Al-Aqsa está en peligro” no solamente es infundada. Está, de hecho, precisamente centrada en el Monte del Templo, el lugar más sagrado para el pueblo judío y sólo el TERCERO en santidad para la religión musulmana (y no para todas las corrientes). Justamente allí, el Estado de Israel realizó la mayor concesión jamás hecha por una religión a otra, cuando abandonó el ejercicio del derecho judío a rezar y encomendó su gestión a las autoridades del Waqf (autoridad religiosa musulmana). Igual, los musulmanes rechazan que los judíos tengan derechos sobre algo, inventando santidades que nunca asignaron a Jerusalén.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Refutador”

    “Al-Aqsa está en peligro” es un libelo palestino y musulmán desarrollado desde la primera mitad del siglo XX contra el pueblo judío, el sionismo y el Estado de Israel. El libelo asegura que Israel y sus instituciones tratan de destruir las mezquitas musulmanas para construir en su lugar el Tercer Templo judío. Absurdamente, la acusación la hacen en el Monte del Templo, donde el estado judío ha brindado su gesto más generoso jamás hecho por una religión a otra, en el lugar más sagrado para el pueblo judío y sólo (para algunos) el tercer lugar en importancia para los musulmanes.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    A pesar que el libelo “Al-Aqsa está en peligro” es absurdo y algunos de sus divulgadores lo saben, actualmente, millones de musulmanes alrededor del mundo lo aceptan como la única verdad y la respuesta a esta mentira ha superado por largo los límites racionales. Las manifestaciones del libelo son múltiples y severas y en gran medida intensifican el odio, el miedo y la enemistad entre Israel y el mundo árabe o musulmán. Eso sucede cuando mentir y falsear la verdad es norma del mundo árabe-musulmán. A menudo, el libelo implica incitaciones, con amenazas de guerra, yihad y derramamientos de sangre.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Dices que Israel quiere destruir los lugares santos del Islam. Sin embargo, sorprendentemente, no solemos escuchar mucho de personas como tú sobre la destrucción sistemática de mezquitas y lugares santos en el mundo árabe. Es precisamente la responsabilidad de Israel brindarle seguridad al complejo de las mezquitas en el Monte del Templo, para protegerlas y que no vivan un destino similar a lo que sucede en todos los lugares en donde el Islam domina… Si, esos mismos lugares que no despiertan ningún tipo de solidaridad y consternación de personas, como tú, pseudo humanistas y defensores “selectivos” de la libertad religiosa.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    ¿Cómo se manifiestan las lunáticas mentiras palestinas sobre el Monte del Templo? Un ejemplo: en diciembre del 2000, Mahmoud Abu Samra, un oficial de inteligencia con rango de coronel del movimiento Fatah, envió una carta a su Presidente Yasser Arafat, en donde informaba sobre un “plan sionista para destruir la Mezquita Al-Aqsa con un terremoto artificial”. “Informes militares y estadounidenses publicados recientemente por el diario Estrella Árabe”, escribía Abu Samra a Arafat, afirman que un comité israelí fue conformado para dicha misión. Las técnicas para provocar esa destrucción eran totalmente descabelladas (ondas sonoras, creación de vacío aéreo). Arafat le creyó.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    ¿Cómo se manifiestan las lunáticas mentiras palestinas sobre el Monte del Templo? En diciembre del 2000, Mahmoud Abu Samra, un oficial de inteligencia palestino le envió una carta a su Presidente Yasser Arafat, en donde denunciaba que una comisión formada por científicos del Technión de Haifa, el Instituto Weitzman de Rejovot y el Instituto Neguev de Beer Sheva pretendía destruir la Mezquita Al-Aqsa, sin dejar huellas, usando: A) La creación de un terremoto artificial; B) Utilizando ondas sonoras que llegasen desde afuera de una pared y lo empujasen hacia adentro; C) Creación de un vacío aéreo; D) Tormentas eléctricas artificiales.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    Abu Samra (carta-informe a Arafat) afirmaba en 2000 que los judíos habían formado una comisión para destruir científicamente las Mezquitas de Jerusalén: “La mayoría de los experimentos se llevaron a cabo ya en 1999 bajo las aguas del Mar Muerto y también en el desierto del Neguev. Los informes apuntan al hecho que la base subterránea de la mezquita ha sido ahuecada por las excavaciones arqueológicas israelíes. Los expertos sionistas esperan que la estructura colapse como resultado de los daños al equilibrio entre la presión de aire externa y la presión interna. Solicito su orientación e instrucciones”. Arafat le creyó.

    clip_image001

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    Abu Samra (carta-informe a Arafat) afirmaba en 2000 que los judíos habían levantado una comisión para destruir científicamente las Mezquitas de Jerusalén. Un delirio total. La carta de Abu Samra fue encontrada por Israel mientras tomaron el control de la Casa Oriental, al este de Jerusalén, durante la operación antiterrorista Escudo Defensivo 2002. La carta también llevaba un sello de Arafat afirmando que la había leído. El líder palestino ordenó por escrito que la información fuese transmitida a Faissal Al-Husseini, al Jeque Yusuf Salama, Ziad Abu Ziad y al gobernador del distrito de Jerusalén de la Autoridad Palestina, Jamal Othman.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    ¿Cómo se manifiestan las lunáticas mentiras palestinas sobre el Monte del Templo? En su libro Kikar Hashuk Rekah (La Plaza del Mercado Vacía) el Dr. Hillel Cohen contó que en abril 2006,  un nuevo sistema de megafonía computarizado fue instalado en la Mezquita Al-Aqsa y el muazín Nagi Al-Kazaz grabó el llamado a los rezos. El sistema fue programado por un judío por error y sonó en la hora equivocada. Los musulmanes de Jerusalén entendieron que los judíos estaban atacando a las mezquitas y llegaron con palos “para defenderla”. ¿Entiendes hasta qué punto les lavan el cerebro a esta gente?

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    A través de los años, el status quo establecido en el Templo del Monte en 1967 se ha erosionado en detrimento del lado judío. Actualmente, incluso las visitas judías al Monte están restringidas, mientras que las zonas de los rezos musulmanes han sido ampliadas considerablemente. Hoy, los judíos y turistas de otras religiones solamente pueden subir a visitar el Monte del Templo unas pocas horas a la mañana y, en muchas ocasiones son agredidos por hombres y mujeres musulmanes fanáticos, pagados por el Movimiento Islámico de Israel (y otros) para “purificar” la presencia de no-musulmanes en el lugar. Menuda escoria.

    al-aqsa-4

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Fulminador”

    La realidad es la siguiente: actualmente un no-musulmán puede ascender a visitar el Monte del Templo entre las 7 a las 10.30 de la mañana y luego nuevamente de 12.30 a 13.30. Los horarios pueden cambiar estas horas. Nadie puede rezar allí, solamente musulmanes. Israel es soberano pero el control y administración de todo el complejo queda en manos del Waqf musulmán por orden israelí, desde 1967. Grupos de judíos religiosos suelen ser atacados e insultados por musulmanes organizados, quienes declaran pretender “purificar” el lugar. Lamentablemente, la coexistencia religiosa no es un patrón de conducta de los musulmanes en Palestina.