¿Quiénes formaron la dinastía Omeya y qué aportaron al islam?

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El Omeya fue un linaje árabe que ejerció su poder califal, primero en Oriente, con capital en Damasco, y luego en Al-Ándalus, con capital en Córdoba (España). El término Omeya proviene de un antepasado de la familia, Umayya. Estrictamente hablando, la dinastía comienza con Muawiya iben-Abi-Sufián y termina con Marwán II, en el 750 d.e.c La familia Omeya había llegado primero al poder bajo el tercer califa Othman aunque la dinastía Omeya fue fundada por Muawiya quien había sido nombrado gobernador de Damasco por Othman. En el 661, tras disputar el poder con Alí Ben-Talib, fue nombrado Califa del Islam.

    Omayyad_mosque

    La Mezquita de los Omeyas en la capital siria, uno de los legados artísticos más importantes del califato de Damasco.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los Omeyas continuaron las conquistas musulmanas, incorporando el Cáucaso, Sind, el Magreb y la península ibérica (Al-Andalus) en el mundo musulmán. En su mayor extensión, el Califato Omeya tenía unos 15.000.000 km², el imperio más grande que había visto el mundo hasta la fecha y el quinto más grande de los que han existido. Durante la segunda Guerra Civil (680–692), el liderazgo del clan Omeya pasó de la rama Sufyanida de la familia a la rama Marwanida. Como las constantes campañas militares agotaron los recursos, terminaron siendo finalmente derrocados por la familia Abbásida en 750, con capital en Bagdad.

    CalifatoOmeya750AD.svg

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los Omeyas eran un clan de la tribu Qureish, de La Meca, a la que pertenecía Mahoma. El antepasado que da nombre a la familia, Umayya iben Abd-Shams, era sobrino de Háshim, bisabuelo de Mahoma que da nombre a los Hashemitas. Muawiya acusó a Alí de complicidad en el asesinato de su predecesor Othman y se levanta en armas contra él. Alí es derrotado tras la mediación de Siffín, y él y sus seguidores se retiran a su feudo en Kufa (Irak), mientras que Muawiya se proclama califa (gobierna desde Damasco), trasladando la capital desde Medina a la urbe siria.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El Califato Omeya acaba con el sistema de elección del califa por un consejo de notables y da paso a un sistema puramente hereditario, convirtiéndose de este modo en una dinastía (de los Omeyas). Durante este periodo se dan las últimas grandes expansiones del Imperio islámico: por el oeste se conquista el Magreb (fundándose la ciudad de Kairuán) y la península ibérica; por el este se acaba de someter Irán y se hacen incursiones más allá de sus límites, hacia Afganistán y China, donde es detenida la conquista. En el Islam el Califato único Omeya es símbolo de grandeza imperial.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En política interior, los Omeyas tuvieron muchos enemigos. El Omeya Muawiya logra apaciguar la situación llegando a un acuerdo de paz con Hassan, hijo mayor de Alí, evitando así una nueva guerra civil. La muerte de Muawiya renueva el conflicto abriendo otra vez la cuestión sucesoria. Aunque había nombrado heredero a su hijo Yazid, muchos vuelven sus ojos hacia Hussein, el hijo menor de Alí. Hussein y el pequeño ejército que le acompañaba es masacrado por las tropas del nuevo Califa en la batalla de Kurbala (680), cuando se dirigía a Kufa a ponerse a la cabeza de una rebelión.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La muerte de Hussein, el nieto de Mahoma, un personaje respetado por todos los musulmanes, causa gran conmoción y añade material a las acusaciones de impiedad y falta de escrúpulos que desde el principio se esgrimieron contra los Omeyas (por sus opositores). Hussein fue decapitado por orden de Yazid, el hijo de Muawiya y segundo líder de la dinastía Omeya. Con la muerte de Hussein queda establecida definitivamente la línea sucesoria, que será reconocida por la mayoría de los musulmanes. Los chiítas y los Jariyistas seguirán siendo la oposición y, a la larga, contribuirán a la caída de los Omeyas.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En términos generales, se podría decir que los Omeyas emprendieron la tarea de organizar administrativamente un territorio considerablemente mayor que el que controlaron sus predecesores, y con una población mayoritariamente no árabe, formada por no musulmanes o por personas recién convertidas al islam, características que no tendrá cuando pase a manos de sus sucesores Abbásidas un siglo más tarde. Los califas Omeyas actuaron más como reyes, se preocupaban por la administración, que como líderes religiosos. La conversión al islam no fue estimulada, pues podía suponer una mengua en los ingresos debido a que judíos y cristianos pagaban mayores impuestos (Jizia).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    La conversión al islam no fue estimulada, pues podía suponer una mengua en los ingresos debido a que judíos y cristianos pagaban mayores impuestos (Jizia). Los Omeyas llegaron a prohibir la conversión al Islam en algunas ocasiones. De ahí la acusación de ser malos musulmanes que sus enemigos lanzaron contra ellos. A pesar de la complejidad social del territorio que gobernaban y la oposición, durante la época Omeya no se registraron grandes problemas nacionales (entre las distintas etnias del imperio o entre los árabes y otros) ni tampoco choques entre comunidades religiosas o entre los no musulmanes y el gobierno.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Hacia el año 740 el Califato Omeya se hallaba debilitado por las luchas intestinas en el seno de la propia familia Omeya. Además, la presión constante de los Jariyistas y los chiítas debilitaban al gobierno. Los chiítas iniciaron una revuelta en Irán que pretendía restituir el poder califal al clan de los Hashemitas (al que habían pertenecido Mahoma y Alí). A la cabeza de la revuelta, se puso Abu l-Abbas (también conocido como As-Saffah), jefe de los Abbásidas, una rama secundaria de los Hashemitas. Eso sí, la familia Abbásida no era parte integral de la facción de Alí (los chiítas).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los chiítas iniciaron una revuelta desde Irán contra los Omeyas para restituir el poder califal al clan de los Hashemitas (al que habían pertenecido Mahoma y Alí). A la cabeza de la revuelta iba la familia Abbásida. Su ejército de estandartes negros (los de los Omeyas eran blancos) entró en Kufa, importante centro musulmán al sur de Irak (749) y Abu l-Abbas se declaró Califa. Su primera prioridad era eliminar a su rival Omeya, Marwan II. Este último fue derrotado (750) en la batalla del Gran Zab, al norte de Bagdad, terminando el Califato Omeya, que había gobernado desde 661.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Los chiítas iniciaron una revuelta desde Irán contra los Omeyas para restituir el poder califal al clan de los Hashemitas (al que habían pertenecido Mahoma y Alí). A la cabeza de la revuelta iba la familia Abbásida. El derrotado (750) califa Omeya, Marwan II, huyó a Egipto y Abu l-Abbas se convirtió en califa, inaugurando así el Califato Abbásida. Todos los omeyas fueron asesinados; incluso se sacó a los muertos omeyas de sus tumbas, para borrar de este modo los rastros de la familia. Sólo uno logró escapar a la matanza, reapareciendo en Al-Ándalus (España) en donde mantuvo el gobierno.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    El único sobreviviente de los Omeyas, Abed El-Rajman, se exilia en el Magreb, un refugio para disidentes por alejamiento de las capitales califales. Huésped de tribus bereberes junto a un puñado de aliados, Abed El-Rajman recaba apoyos entre las tropas sirias de Al-Ándalus, hasta que, en septiembre del 755, desembarca en Almuñécar. Allí, vence al gobierno de los Abbásidas en la batalla de Al-Musara (756) y es nombrado emir por sus partidarios. Abed al-Rahman, llamado Al-Muhāyir (“el emigrante”), gobernará temeroso de las innumerables revueltas en su contra. Le sucederán otros cuatro emires antes de formar el Califato de Córdoba (929-1031).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Muawiya iben Abi-Sufyan, el primer gobernante de la dinastía Omeya, gobierna 20 años, conquista enormes territorios, construye una flota naval e incluso vence a los bizantinos. Establece un sistema de gobierno ordenado por caminos con una red de comunicación desde Damasco. Los hijos de Alí comienzan a organizar revueltas contra Muawiya. Hassan, el hijo mayor de Alí, se retira y es el padre de la familia Hashemita de Jordania mientras que Hussein concentra la oposición contra Muawiya. En 680, muere Muawiya y es coronado Yazid su hijo, quien derrota y decapita a Hussein, el nieto de Mahoma (en Kurbala, Irak).

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    En 680, muere Muawiya y como su sucesor es coronado Yazid su hijo, quien derrota y decapita a Hussein, el nieto de Mahoma (en Kurbala, Irak). Hussein sale a la guerra pensando que por ser el nieto de Mahoma no le harán nada  pero Yazid ejecuta una masacre con todos los partidarios de lo que hoy conocemos como chíitas, cortándole la cabeza a Hussein. Kurbala es una de las ciudades santas para los chiítas. Durante un tiempo, la cabeza de Hussein estuvo en Ashkelón (actual Hospital Barzilai). Los Omeyas fueron los que, durante un tiempo, santificaron y centralizaron a Jerusalén.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    Otro notable Califa Omeya fue Abdel El-Malik (685-705). El desarrolló caminos y el correo, modificó la moneda que hasta entonces usaban (persas y bizantinas) y desarrolló una economía imperial. Además, ejecutó una reforma en la burocracia, arabizándola. Abed El-Malik es quién construyó el Domo de la Roca. El tuvo tres hijos que serán califas. Al Walid I construirá-renovará la mezquita de Al-Aqsa, Sulimán construirá Ramle y el tercer hijo Isham es quien edificará el palacio Isham de Jericó. Los Omeyas construyeron mucho, dejando cantidad de restos en Israel. Ellos fueron los que, durante un tiempo, santificaron y centralizaron a Jerusalén.

  • Estás viendo un tipo de respuesta “Ignorante”, “Árabe hispanoparlante” con un tipo de tono “Amigable didáctico”

    ¿Qué restos dejaron los gobernantes de la dinastía Omeya en Israel? En Jerusalén, tenemos el Domo de la Roca (cúpula dorada), la mezquita de Al-Aqsa y los palacios Omeyas del Centro Davidson. Los Omeyas construyeron Ramle y dos palacios de invierno muy bonitos, el de Isham en Jericó y las ruinas de Minia al norte del Mar de la Galilea-Kineret (ruinas de Jurvat Minia). Los Omeyas ayudaron mucho a desarrollar los caminos y los puestos de descanso para los peregrinos del Hajj. Dos de estos centros están en los senderos de Hebrón y otro en el valle de Fatzael (Fugarot).

    domo-de-la-roca-ciudad-vieja-de-jerusalc3a9n