Inmediatamente se puso en duda la muerte de una bebe palestina de 8 meses llamada Leila al-Ghandour. El ejército israelí puso en duda la información palestina. En un informe del 15/5/2018, Associated Press citaba a un médico de Gaza que afirmaba que la niña había muerto como resultado de un defecto congénito en su corazón. El 16/5/2018, el reportero del New York Times, Declan Walsh, explicó que a pesar de la naturaleza cuestionable de la historia, la niña de ojos verdes se estaba convirtiendo en un símbolo de la lucha contra Israel. Era una información falsa, pero inmorales “compraron” (nuevamente).