Mahmoud Omar, primo de la bebe muerta Leila, dijo que dos semanas antes de su arresto, él estaba entre los 40,000 habitantes de Gaza que participaron en las protestas del 14/5/2018 en la frontera cuando su madre llamó para informarle que su prima había muerto. Al llegar a casa poco después, le dijeron al sospechoso que Layla había muerto de una enfermedad sanguínea similar a la que le quitó la vida al hermano del bebé fallecido, quien sucumbió a la condición a la misma edad (2017). Hamás le pagó a la familia de la bebe 8,000 shekel (2,206u$) para mentir.